english  |  français  |  español Ver canales RSSCanales RSS  Inicio  |  Contacto  |  Preguntas Frecuentes  |  Buscar  |  Mapa del Sitio  |  Política sobre divulgación de información
 
Abriendo camino a los derechos humanos en Guatemala

Renata Delgado (izquierda), voluntaria VNU, ayuda a organizar una sesión de capacitación en derechos humanos a medios y altos mandos de la policía, junto con una de las agentes (derecha) de la Oficina de Derechos Humanos de la Policía Nacional Civil. (programa VNU)Renata Delgado (izquierda), voluntaria VNU, ayuda a organizar una sesión de capacitación en derechos humanos a medios y altos mandos de la policía, junto con una de las agentes (derecha) de la Oficina de Derechos Humanos de la Policía Nacional Civil. (programa VNU)
10 diciembre 2008

Ciudad de Guatemala, Guatemala: Doce voluntarios del programa VNU trabajan con la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) en Guatemala, ayudando a impulsar el cumplimiento de las obligaciones en materia de derechos humanos y a reforzar la capacidad de la sociedad civil para exigir el respeto de sus derechos.

Con el objetivo de fortalecer la capacidad de las instituciones estatales para cumplir con sus obligaciones en materia de derechos humanos, la Oficina imparte sesiones de formación sobre derechos humanos dirigidas a funcionarios, policías, personal penitenciario y otros, y ayuda a las organizaciones de la sociedad civil a desarrollar sus capacidades para utilizar mecanismos internos e internacionales, exigir sus derechos y observar las violaciones de derechos humanos, promoviendo los derechos de todos.

Renata Delgado, voluntaria VNU internacional que trabaja para OACNUDH como Oficial de Derechos Humanos en temas de género, ha participado en sesiones de formación a la policía sobre las obligaciones en casos de violencia contra la mujer. Este tipo de crímenes basados en el género no pueden tratarse como simples asesinatos y deben investigarse de forma específica. Asimismo, al intervenir en casos de peleas entre familiares, los policías deben ser conscientes de la necesidad de mantenerse neutros ante los conflictos.

Otro aspecto de su labor como voluntaria es la creación de espacios de coordinación entre las distintas instituciones para la implementación de las obligaciones internacionales en materia de derechos humanos.

Un ejemplo de ello es la coordinación institucional que se produjo a raíz de la respuesta al Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW), permitiendo que las diferentes autoridades encargadas de atender a las víctimas de violencia intrafamiliar se juntaran en un mismo espacio, retomando compromisos para evitar que se revictimice a las mujeres que han sufrido la violencia y evitar que tengan que responder a preguntas de forma reiterada por parte de la policía, de los jueces y de los fiscales.

A pesar de que no es un trabajo sencillo y de que a veces no resulta fácil que se aprecie la importancia de este tema, Renata cree que su labor contribuye a la concienciación de los policías ante la violencia contra la mujer, haciendo que estén más alerta ante los crímenes perpetrados contra mujeres y que sean más conscientes de sus deberes al respecto. También ha facilitado la creación de un espacio de encuentro para que diferentes organizaciones dedicadas a este tema se sienten a debatir y a compartir sus experiencias y estrategias.

Otro de los objetivos del OACNUDH en Guatemala es reforzar la capacidad de la sociedad civil para exigir que se respeten sus derechos y reducir su vulnerabilidad frente a las violaciones de los mismos. Alida Arana Vicente, voluntaria VNU nacional, trabaja actualmente con el OACNUDH para impulsar los derechos de las personas con discapacidad, en colaboración con el Consejo Nacional para la Atención de las Personas con Discapacidad (CONADI).

Una de las actividades en las que ha participado ha sido la organización de talleres de sensibilización sobre la Declaración Universal de los Derechos Humanos y la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. Los talleres sirven también para informar sobre el trabajo realizado por los Comités de derechos humanos, el proceso a seguir para denunciar los abusos y fomentar la apropiación de los derechos por parte de los interesados.

Alida opina que estos talleres permiten simplificar los convenios sobre derechos humanos, que suelen ser complicados y difíciles de entender si no se tiene una formación específica en este tema. De esta forma, las personas con discapacidad aprenden cuáles son sus derechos y se ven más capacitadas para exigir que estos sean respetados. Gracias a estos talleres, Alida ha observado un cambio de actitud, marcado por un mayor interés de las personas con discapacidad por informarse y participar.

Alida ha participado asimismo en los esfuerzos coordinados que se han realizado con las instituciones nacionales para que se aprobara la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, que fue finalmente ratificada por el gobierno de Guatemala el 30 de septiembre de 2008.

El Programa VNU está administrado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD)