english  |  français  |  español Ver canales RSSCanales RSS  Inicio  |  Contacto  |  Preguntas Frecuentes  |  Buscar  |  Mapa del Sitio  |  Política sobre divulgación de información
 
Abrir nuevos caminos en la selva peruana

Estas tres láminas fueron conceptualizadas por Ricardo Navarro Rojas, especialista en elaboración de material Wampis, y dibujadas por Joel Shijap Tsejem, dibujante Awajun autodidacta. Las tres láminas reflejan el resultado de varios talleres en los que miembros de las comunidades hablaron de cómo era antes y de cómo es ahora la vida y la educación. Esta primera lámina refleja cómo vivían antes: con muchos animales, escenas de caza, naturaleza, cataratas, etc. (programa VNU)Estas tres láminas fueron conceptualizadas por Ricardo Navarro Rojas, especialista en elaboración de material Wampis, y dibujadas por Joel Shijap Tsejem, dibujante Awajun autodidacta. Las tres láminas reflejan el resultado de varios talleres en los que miembros de las comunidades hablaron de cómo era antes y de cómo es ahora la vida y la educación. Esta primera lámina refleja cómo vivían antes: con muchos animales, escenas de caza, naturaleza, cataratas, etc. (programa VNU)Esta segunda lámina refleja la situación actual en la que se encuentran estas comunidades. Debido a la influencia de la cultura occidental y a una desvalorización de la propia cultura, los pueblos Wampis y Awajun del distrito de Río Santiago han sufrido una pérdida de valores y la consiguiente desorientación. (programa VNU)Esta segunda lámina refleja la situación actual en la que se encuentran estas comunidades. Debido a la influencia de la cultura occidental y a una desvalorización de la propia cultura, los pueblos Wampis y Awajun del distrito de Río Santiago han sufrido una pérdida de valores y la consiguiente desorientación. (programa VNU)Esta tercera lámina refleja cómo, a través de un enfoque intercultural, se pueden integrar elementos externos en la realidad sociocultural y geográfica propia, de una forma harmoniosa y respetuosa tanto con la cultura y valores propios como con los 'nuevos'. (programa VNU)Esta tercera lámina refleja cómo, a través de un enfoque intercultural, se pueden integrar elementos externos en la realidad sociocultural y geográfica propia, de una forma harmoniosa y respetuosa tanto con la cultura y valores propios como con los 'nuevos'. (programa VNU)La voluntaria VNU Amaya López (derecha) en una reunión con especialistas del sector local de educación para organizar actividades y sesiones de capacitación del proyecto. (programa VNU)La voluntaria VNU Amaya López (derecha) en una reunión con especialistas del sector local de educación para organizar actividades y sesiones de capacitación del proyecto. (programa VNU)
25 septiembre 2009

Condorcanqui, Perú: A las comunidades del distrito amazónico de Río Santiago, mayoritariamente indígena, el Estado peruano llega sólo mediante un gobierno local débil, unos cuantos centros de salud y a través de sus docentes, pero con un modelo educativo poco pertinente a la realidad de la zona. La voluntaria VNU Amaya López de Vicuña trabaja con UNICEF para favorecer la educación bilingüe y dotar las escuelas de materiales educativos que partan de la realidad cultural local.

El trabajo de Amaya ha consistido, junto con el Ministerio de Educación peruano a nivel local, en avanzar en el diseño de una propuesta pedagógica con enfoque intercultural y bilingüe adecuada a la realidad y cultura de los pueblos Awajun y Wampis de esta aislada y remota región del norte del Perú.

Los niños no hablan español cuando llegan a la escuela, pero las lenguas Awajun y Wampis son lenguas de tradición oral, por lo que no existe una gramática establecida, y hay diferentes variantes y discusiones sobre la forma correcta de escribirlas. Los adultos hablan su lengua, pero escriben principalmente en español puesto que la educación que recibieron era exclusivamente en este idioma.

“Tras elaborar la propuesta pedagógica, nos dimos cuenta de que faltaban los materiales necesarios para que los docentes la pudieran poner en práctica”, explica Amaya. “A pesar de que el programa educativo contenía elementos de la cultura local, no existía nada sistematizado ni escrito, por lo que los docentes no tenían con qué trabajar”.

Es así como, de la mano con el Ministerio de Educación, se impulsó la elaboración de material educativo en lenguas Wampis y Awajun a partir de talleres con docentes, concursos escolares y la colaboración de los padres y madres de las comunidades, consensuándose las letras que contendrían los alfabetos Wampis y Awajun y algunas normas ortográficas básicas.
 
Antes la gente de la zona vivía en grupos familiares de forma seminómada, y la educación corría a cargo de los padres y consistía en aprender a ser guerreros y a realizar las tareas prácticas para la vida. Con la llegada de los misioneros europeos y norteamericanos, se introdujo una educación de visión y conceptos occidentales, provocando una ruptura muy fuerte con las prácticas educativas tradicionales.

Gracias al trabajo con el Ministerio y al proceso de normalización de la lengua, el nuevo currículum diversificado para primaria, adecuado a la realidad tanto local y geográfica como cultural de los niños, está ayudando a afianzar y fortalecer la identidad de estas comunidades.

El trabajo de Amaya consiste también en fortalecer la capacidad de los docentes Awajun y Wampis a través del Ministerio de Educación a nivel local, así como en planificar las actividades con ellos para que luego sean ellos los que las desarrollen, generando así la sostenibilidad del proyecto. “Y hemos conseguido que, en el año 2009, el Gobierno local haya ido asumiendo algunos de los costos para la elaboración de material educativo, demostrando interés al respecto, lo que supone esperanza para la continuidad de este aspecto del proyecto”, destaca Amaya.

El trabajo que está realizando Amaya como voluntaria VNU internacional es parte del proyecto ‘Promoción del Desarrollo Humano Sostenible en Río Santiago’, que se ejecuta con asesoramiento técnico de UNICEF en 53 comunidades Wampis y Awajun y en tres asentamientos hispanos del distrito de Río Santiago en el marco del Plan Binacional de Desarrollo de la Región Fronteriza Perú – Ecuador, con el financiamiento del Gobierno de Finlandia.
El Programa VNU está administrado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD)