english  |  français  |  español Ver canales RSSCanales RSS  Inicio  |  Contacto  |  Preguntas Frecuentes  |  Buscar  |  Mapa del Sitio  |  Política sobre divulgación de información
 
Belkis Claribel Almonte Ureña, voluntaria VNU, Nicaragua

05 septiembre 2008

Río Blanco, Nicaragua: Cuando inicié esta experiencia como voluntaria VNU del Municipio de Río Blanco, Matagalpa, me sentí muy contenta, porque es poner tus energías, esfuerzo y creatividad para ofrecer ayuda a personas, instituciones y grupos a buscar nuevas alternativas de crecimiento personal, desarrollo municipal y comunitario.

En estos meses, descubro que poco a poco hemos ido caminando, dando pasitos, pero seguros. Lo primero es que comencé un proceso de conocimiento de lo que había en el Municipio, actores locales, planes de trabajo, programas, comités, etc.

Por medio de las capacitaciones recibidas, elaboré materiales para presentarlos al Consejo Municipal, y a los grupos con los que trabajé para levantar el Patrón Alimentario del Municipio, iniciando con ello un proceso de sensibilización. Por otro lado, cada mes he estado participando en el programa de Radio de la Alcaldía dando a conocer el voluntariado y los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), además de un programa especial sobre Seguridad Alimentaria y dos programas en los que he participado con la Casa Materna: uno para hablar sobre la importancia de la Lactancia Materna y otro sobre VIH/SIDA, recientemente.

Creo que mi mayor satisfacción ha sido el encuentro con los líderes comunitarios de las 23 comunidades que asistieron a recibir la capacitación para el levantamiento de la información sobre el Patrón Alimentario. Las personas se sintieron muy contentas, porque conocieron sobre el voluntariado, aprendieron un poco sobre la importancia de consumir alimentos sanos, mejorar la alimentación, incluir nuevos nutrientes, comer frutas, vegetales, etc. Además, se quedaron con la inquietud de recibir capacitaciones para desde sus hogares implementar lo que se conoce como economía de patio y combatir un poco la pobreza.

En el Casco urbano, he tenido contacto con la Casa de la Mujer, la Casa Materna, el Ministerio de Salud, el Ministerio de Educación y participo en las reuniones del Consejo de Desarrollo Municipal, en el que pertenezco a unas de las mesas de Concertación. Ya me conocen, saben lo que estoy haciendo y cuentan siempre con mi apoyo. Al mismo tiempo, he estado ayudando en lo que son los programas de autogestión y Auditoría Social con el grupo Fundemos Nicaragua que funciona desde el Consejo de Desarrollo Municipal.

El trabajo, poco a poco va dejando sus huellas, porque en el Programa de Inversión Multianual Municipal, se ha presentado un proyecto de Economía de Patio bastante completo, que funcionaría desde la Alcaldía con capacitaciones, asesoría, banco de semilla, monitoreo, etc. Esto salió como resultado en las comunidades consultadas y en las cuales se llevaron las capacitaciones sobre patrón alimentario. Constato que las personas se van sensibilizando con lo que es la Seguridad Alimentaria y también las autoridades municipales han visto esta necesidad, porque cada vez hay más pobres en el municipio y el mundo, y juntos podemos lograr mejorar las condiciones de vida de los más necesitados.

Las capacitaciones recibidas nos ayudan a conocer más nuestra tarea, nos apoyamos y siempre contamos con la ayuda de las coordinadoras del proyecto. Creo que el voluntariado se va dando a conocer y siento que aún nos queda mucho por hacer.

Estoy muy satisfecha, y espero seguir ofreciendo lo mejor de mí desde el Voluntariado de las Naciones Unidas, para el Municipio de Río Blanco y Nicaragua.

El Programa VNU está administrado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD)