Los voluntarios: primeros en actuar para salvar vidas y conservar los medios de subsistencia

Noticias
04 diciembre 2017
Bonn, Alemania

Dondequiera que haya sufrimiento están en acción los voluntarios para salvar vidas y recuperar la dignidad humana. En tiempos de crisis, los voluntarios no dudan en arriesgar sus propias vidas por los demás.

El número de personas afectadas por las crisis humanitarias es mayor que nunca. En la última década, más de 1.500 millones de personas se han visto afectadas por desastres naturales, y más de 65 millones han sido desplazadas por la fuerza, internamente en sus propios países o en busca de refugio más allá de las fronteras.

En todo el mundo, una de cada nueve personas se acuesta cada noche con el estómago vacío y una de cada tres sufre algún tipo de desnutrición.

Lamentablemente, continuarán produciéndose crisis, pero la acción de los voluntarios fomenta la esperanza. En todo el mundo, los voluntarios ayudan a las personas y las comunidades a sobrevivir y prosperar.

Olivier Adam, Coordinador Ejecutivo del programa de Voluntarios de las Naciones Unidas (VNU), afirma:

Los voluntarios, que a menudo son miembros de las propias comunidades afectadas, responden a las necesidades inmediatas de las personas y les ayudan a reconstruir sus vidas después de un evento trágico. Con su constante apoyo, los voluntarios ayudan a las comunidades a recuperarse y prepararse mejor para enfrentar nuevas incertidumbres futuras.”

En muchas regiones afectadas por los conflictos persiste la inseguridad y la violencia contra los voluntarios y los trabajadores humanitarios, pero éstos siguen brindando asistencia –alimentos, agua, vivienda y medicinas– en un compromiso con la dignidad humana.

Hoy, en el Día Internacional de los Voluntarios 2017, rendimos homenaje a los voluntarios que responden desinteresadamente a las necesidades de las personas en una amplia serie de situaciones de crisis en todo el mundo.

Únase a nosotros en el reconocimiento mundial a los voluntarios a través de nuestra campaña en las redes sociales #VolunteersActFirst, y lea las historias de voluntarios de todo el mundo que actuan para ayudar al prójimo en momentos de crisis

Historias de voluntarios, primeros en actuar en todo el mundo

En Filipinas, los voluntarios se encuentran bajo el fuego de cohetes y disparos de los francotiradores cuando rescatan a los civiles atrapados en una ciudad desgarrada por los combates.

Cientos de Voluntarios de las Naciones Unidas altamente especializados están prestando servicios en países vecinos a Siria, mejorando la eficiencia del esfuerzo humanitario general y brindando educación a los niños refugiados en los países de acogida.

Durante las elecciones generales de 2017 en Kenya, doce coordinadores por la paz del programa VNU con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) se encontraban en el terreno, junto con un equipo de más de 200 observadores y monitores de la paz en todo el país para prevenir conflictos electorales y violencia.

En Sri Lanka, los voluntarios se movilizaron para reducir un brote severo de dengue, proporcionando asistencia médica a los más vulnerables en todo el país. Tras el terremoto de 2015 en Nepal, 107 Voluntarios de las Naciones Unidas prestaron servicios esenciales a las víctimas del mismo.

En Viet Nam, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) junto con voluntarios de la Sociedad de la Cruz Roja vietnamita brindaron asistencia de emergencia a las familias afectadas por las riadas de agosto de 2017. Del mismo modo, en Bangladesh, se desplegaron 1.200 voluntarios para proporcionar servicios básicos de salud y elementos de socorro a los supervivientes de las inundaciones.

En México, un grupo de mujeres está distribuyendo día tras día alimentos y agua a cientos de migrantes centroamericanos. Y frente a las costas de Libia, los voluntarios rescatan a migrantes, en su peligrosa travesía del mar Mediterráneo.

En Somalia, donde la situación es desesperada para más de la mitad de la población del país, voluntarios de la Sociedad de la Media Luna Roja somalí y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) están respondiendo a las necesidades básicas de las comunidades afectadas por la sequía.

En el norte de Nigeria, donde millones de personas sufren de inseguridad alimentaria, la Organización Mundial de la Salud (OMS), en colaboración con el gobierno local, ha desplegado a 14.000 voluntarios para vacunar a 1,9 millones de niños contra la polio.

Después de que el ciclón Winston barriera Fiji, los miembros de All Hands Volunteers apoyaron los esfuerzos de la comunidad para reconstruir hogares seguros. En Ucrania, los Voluntarios de las Naciones Unidas del Programa de Recuperación y Consolidación de la Paz del PNUD están plantando las semillas de un diálogo pacífico en comunidades afectadas por el conflicto de larga duración.

En los últimos años, África Occidental ha sufrido el mayor brote de ébola en la historia. En 2014, 255 Voluntarios de las Naciones Unidas prestaron servicios en varios organismos de la ONU en África Occidental en apoyo a la respuesta y los esfuerzos médicos destinados a contener la transmisión de la enfermedad. Más de 300 Voluntarios en línea de la ONU apoyaron asimismo la respuesta al brote de ébola, produciendo o actualizando mapas de las zonas relevantes en Sierra Leona y Liberia con objeto de facilitar el trabajo de los encargados de la respuesta humanitaria.


El Día Internacional de los Voluntarios (DIV) se celebra todos los años el 5 de diciembre, y tiene por objeto reconocer y celebrar la contribución de los voluntarios de todo el mundo a la paz y el desarrollo.

El tema del presente año, Los voluntarios: primeros en actuar. Aquí. En todas partes., tiene como objetivo mostrar el papel crucial que desempeñan los voluntarios en tiempos de crisis en todo el mundo, a pesar de los riesgos de seguridad a los que a menudo se enfrentan, y fomentar el reconocimiento mundial de sus contribuciones.