Ayudándonos y ayudando a otros: personas con discapacidad como Voluntarios en línea de las Naciones Unidas

Noticias
03 diciembre 2016
Bonn, Alemania

El servicio Voluntariado en Línea del programa VNU proporciona a las personas con discapacidad la oportunidad de desarrollar un voluntariado en línea, superándose así una de las principales barreras que entorpecen su inclusión.

Cada año, alrededor de 12.000 Voluntarios en línea de las Naciones Unidas se unen a cientos de organizaciones para abordar los desafíos por un desarrollo sostenible en cualquier parte del mundo.

El servicio Voluntariado en Línea del programa de Voluntarios de las Naciones Unidas (VNU) permite a personas de todo el mundo consultar las ofertas que publican organizaciones de la sociedad civil, instituciones públicas y organismos de las Naciones Unidas. Al apoyar a estas organizaciones, los voluntarios desarrollan sus capacidades y se convierten en parte de una comunidad global de iguales en línea que comparte el objetivo de promover el desarrollo humano.

Hoy, las Naciones Unidas celebran el Día Internacional de las Personas con Discapacidad y el décimo aniversario de la adopción de su histórica Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. Tanto el Día como la Convención destacan la importancia de que las personas con discapacidad participen en la sociedad en pie de igualdad con todos y la necesidad de eliminar las barreras para su inclusión.

El servicio Voluntariado en Línea del programa VNU consigue precisamente eso. Al proporcionar a las personas con discapacidad la oportunidad de desarrollar un voluntariado en línea, se superan las principales barreras que entorpecen su inclusión. Si bien una discapacidad física puede limitar la movilidad o destreza de la persona, hay pruebas que demuestran que las personas con discapacidad física pueden participar plenamente en actividades con significado.

El servicio Voluntariado en Línea del programa VNU proporciona oportunidades que permiten a las personas con discapacidad ofrecer voluntariamente su potencial, sus capacidades y sus habilidades desde la comodidad de su propio hogar, y con ello lograr un tremendo impacto tanto en la vida de otras personas como en la propia.

Como afirma Shana Ogren Lourey, herida en un accidente automovilístico durante su servicio en el Peace Corps en Malawi, “el voluntariado en línea me ha ayudado a estimularme e interesarme por nuestro mundo, aun cuando esté físicamente apartada de determinados aspectos de la vida debido a mi lesión cerebral. Me hace sentirme útil”. Ahora, Shana es voluntaria en línea de la Saratoga Foundation for Women Worldwide, organización sin fines de lucro que realiza investigación y análisis en relación con la condición socioeconómica de mujeres y niñas.

Hay millones de razones que empujan a las personas con discapacidad a tomar la iniciativa y convertirse en voluntarios en línea. Jaber Esfandi es un abogado iraní que ha realizado investigaciones jurídicas y análisis de casos como Voluntario en línea de la ONU, y explica su razón principal: “Soy una persona con discapacidad que proviene de una familia pobre, y quería ayudar a otros en la misma situación.” Jaber cree firmemente que las personas con discapacidad deben tratar de estar presentes en la sociedad y luchar por sus derechos como ciudadanos, en un plano de igualdad.

El voluntariado en línea hace a la gente más feliz. Racquel Sarah A. Castro, que tiene una licenciatura en Tecnologías de la Información, se ofreció en línea para mejorar el sitio web de una ONG keniana dedicada a promover y proteger los derechos del niño. “El hecho de que puedo ayudar a los niños a pesar de estar a kilómetros de distancia de ellos cambia mi punto de vista. Es una gran experiencia y una responsabilidad ayudar a un mundo que nos percibe como diferentes”. Para lograr este objetivo, continúa, “la ONU nos ofrece una gran oportunidad. Debes aprovecharla porque definitivamente va a cambiar tu forma de pensar. Te dará la autoestima que estás ansiando tener.”

Junto con Shana, Jaber y Racquel, cientos de personas con discapacidad se movilizan como Voluntarios en línea de la ONU cada año, y también hay un número de organizaciones que se benefician del sistema, a la vez que aportan apoyo directo a este segmento de la población.

La Fundación Nathan Ebanks es una organización sin fines de lucro que brinda apoyo a niños con discapacidad en Jamaica. Cuando Christine Staple-Ebanks, fundadora y presidenta, decidió establecer esta organización, no disponía de los medios para contratar a los expertos necesarios, pero una amiga le sugirió la posibilidad de contar con el servicio Voluntariado en Línea del programa VNU.

Desde entonces, la organización ha trabajado con equipos de más de 30 voluntarios en varios proyectos. En octubre de 2015, un equipo de Voluntarios en línea de la ONU ayudó a la Fundación a organizar una conferencia cuyo resultado principal fue el desarrollo de la primera declaración de Jamaica sobre la inclusión, que ahora se utiliza ampliamente en documentos de políticas de los organismos gubernamentales.

Christine nos dijo que no le habría sido posible alcanzar el nivel de desarrollo y fortalecimiento organizacional si no hubiera sido por el apoyo brindado por el servicio Voluntariado en Línea del programa VNU.

Dicho servicio es, por naturaleza, inclusivo. Cualquiera, en cualquier lugar, puede contribuir. El voluntariado en línea ofrece a las personas dispuestas a emplear su energía y tiempo para promover el bienestar de otros una oportunidad extraordinaria de aprovechar sus capacidades a través de Internet. Hay muchas opciones para aquellos que están motivados para hacer del mundo un lugar mejor. El enfoque no está nunca en las discapacidades de las personas, está en nuestras capacidades.