Día Mundial de la Asistencia Humanitaria 2017

Noticias
18 agosto 2017
Global

Todos los años el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria convoca al mundo con el fin de honrar a las personas afectadas por las crisis humanitarias y rendir homenaje a quienes trabajan para ayudarlas. Esta vez el programa VNU se suma a la campaña mundial #NotATarget, promovida por OCHA para reafirmar que los civiles atrapados en los conflictos no deberían ser objetivos, y reclamar protección internacional.

Miles de Voluntarios y Voluntarias ONU han brindado su apoyo durante distintas crisis humanitarias mundiales, regionales y nacionales en los últimos cinco años: han prestado asistencia para salvar vidas cuando el tifón Haiyán arrasó Filipinas en 2013, proporcionado apoyo y logística en la respuesta al ébola en África Occidental en 2014, valorado los daños y retirado escombros después del terremoto que devastó Nepal, proporcionado servicios de interpretación y protección en las fronteras de las crisis de refugiados en toda Europa, y apoyado con actividades de comunicación y concienciación a las víctimas de hambrunas y escasez alimentaria en los Estados Árabes y los países del África Subsahariana.

Año tras año los Voluntarios ONU nacionales e internacionales se desempeñan en entornos sumamente peligrosos, en zonas remotas o en conflicto. Actualmente, unos 1.500 Voluntarios ONU prestan servicio en operaciones de mantenimiento de la paz en distintos lugares del mundo y más de 1.000 colaboran con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Programa Mundial de Alimentos (PMA), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), desplegados en la primera línea de las catástrofes humanitarias que afligen a países como la República Centroafricana, la República Democrática del Congo, Siria o el Yemen.

En estos contextos los Voluntarios ONU protegen tanto a los habitantes como a los refugiados y los desplazados internos, prestando especial atención a los niños, las víctimas de la violencia sexual y otros grupos vulnerables. El objetivo es mitigar el sufrimiento y preservar la dignidad de las poblaciones afectadas y hacer más llevaderas las condiciones de vida. Las actividades de quienes prestan asistencia humanitaria los expone a graves riesgos para la seguridad individual. En algunos países los medicamentos y los insumos necesarios para la asistencia son robados, los hospitales y las ambulancias pueden ser bombardeados y los trabajadores humanitarios encarcelados o retenidos para impedirles el acceso a las poblaciones que necesitan ayuda.

Las historias que aquí narramos destacan algunos de los retos y riesgos a los que se enfrentan los Voluntarios ONU en su labor cotidiana. Cuando a un trabajador humanitario se le impide entregar ayuda, las personas necesitadas son las que más sufren.


HISTORIAS DESDE EL TERRENO:  ÁFRICA SUBSAHARIANA

   

   


PERSONAS DESPLAZADAS POR CONFLICTOS, 2017


EL PROGRAMA VNU RESPONDE A LA CRISIS ALIMENTARIA EN NIGERIA, SOMALIA, SUDÁN DEL SUR Y YEMEN


UNFPA SE ASOCIA CON EL PROGRAMA VNU PARA APOYAR DERECHOS REPRODUCTIVOS


HISTORIAS DESDE EL TERRENO: LA RESPUESTA DEL PROGRAMA VNU A LA CRISIS EN SIRIA

   


LA FINANCIACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS PARA ASUNTOS HUMANITARIOS