El papel de los voluntarios en la agenda para el desarrollo humano: una entrevista con Selim Jahan, autor principal del Informe sobre Desarrollo Humano

Noticias

El profesor Selim Jahan estuvo en Bonn, Alemania, presentando el Informe sobre Desarrollo Humano 2016, que lleva por título "Desarrollo humano para todas las personas", a las organizaciones de las Naciones Unidas en Bonn. Habló con nosotros sobre desarrollo humano, sobre voluntariado y sobre cómo los Voluntarios ONU pueden ser catalizadores del cambio en un mundo en el que persisten las carencias y las desigualdades.

unv_selim_jahan_hdr2016_undp_volunteerism
Selim Jahan es el autor principal del Informe sobre Desarrollo Humano 2016. (Programa VNU, 2017)

Programa VNU: ¿Cuáles son, a su parecer, los valores intrínsecos que el voluntariado puede aportar a la agenda para el desarrollo humano?


Selim Jahan: En primer lugar, el voluntariado está ayudando indudablemente a la agenda para el desarrollo humano. Los voluntarios trabajan en ámbitos como la educación, la salud, el agua y los servicios sanitarios, mejorando las condiciones de vida y, en resumen, proporcionando a la gente todo tipo de apoyo. El voluntariado mejora el desarrollo humano en todas partes.


En segundo lugar, el voluntariado tiene un valor especial en contextos de conflictos y de desastres. Por ejemplo, los Voluntarios de la ONU, tanto en el terreno como en línea, hicieron un trabajo increíble tras el desastre que causó el terremoto de Nepal en 2015. Estos voluntarios ayudaron a identificar las áreas más afectadas por el terremoto, a evaluar cuáles eran las poblaciones afectadas y a informar al mundo sobre cuáles eran las necesidades. En aquel momento, con semejante catástrofe humanitaria, este era exactamente el tipo de información y de recopilación de datos que más se necesitaba.


Finalmente, lo que también es importante sobre los Voluntarios de la ONU es que, puesto que están trabajando en el terreno, en docenas de países y con muchas entidades de la ONU, pueden llevar y repetir experiencias de un contexto a otro de un modo significativo y sistemático. Actualmente hay muchos debates sobre experimentos de desarrollo aquí y allá, pero es difícil trasladar rápidamente el conocimiento de un lugar a otro. Los Voluntarios de la ONU están en la situación adecuada para hacer justamente eso.


Los Voluntarios en línea de la ONU y, más ampliamente, las habilidades de la gente para apoyar la paz y el desarrollo a través de Internet, están abriendo nuevas posibilidades para innovar en desarrollo humano. ¿Cómo cree que avanza esta tendencia?


Creo que muchas interacciones humanas tienen lugar actualmente a través de Internet, y esta tendencia crecerá. Las redes sociales y el uso de las tecnologías de la información están cambiando la interacción cara a cara a la que estábamos acostumbrados en el pasado; las personas ya no necesitan estar físicamente en un sitio específico para prestar ayuda a una persona o comunidad. Un ejemplo de ello es la asistencia sanitaria, donde el uso de la tecnología está proporcionando asesoramiento virtual a mujeres embarazadas o a mujeres con niños. Los médicos ya no necesitan estar presentes, puesto que enviar información a través de Internet a un móvil puede ser suficiente. 


Además, cuando hablamos sobre la difusión y el intercambio de conocimientos y experiencias, en muchos casos no hay necesidad de enviar expertos de un país a otro; envías experiencias, o estudios de casos usando la tecnología. En un futuro próximo, la mayoría de las interacciones humanas se basarán en la tecnología digital, y el alcance para usarla como medio para realizar voluntariado es ilimitado.


El proceso para producir la publicación insignia del programa VNU, el Informe sobre el estado del voluntariado en el mundo, empezó hace unas pocas semanas. El programa VNU, en colaboración con otras organizaciones de voluntarios, está enviando a 15 investigadores voluntarios al terreno para recopilar pruebas de la contribución del voluntariado en comunidades frágiles y en entornos posconflicto. ¿Ve aquí un posible vínculo con el siguiente Informe sobre Desarrollo Humano?


Totalmente. Confiamos en la gente que se encuentra sobre el terreno, normalmente a nivel nacional, para proporcionarnos ejemplos de programas que apoyan el desarrollo humano. Así es como hemos conseguido ejemplos procedentes del programa VNU durante los últimos años. Estoy completamente seguro de que usaremos elementos de esta investigación, y de que podemos complementarnos los unos a los otros. Cualquier contribución significativa proveniente de los Voluntarios de la ONU desplegados sobre el terreno, especialmente como ejemplos del impacto de los voluntarios y del voluntariado en las comunidades, es más que bienvenido.


En nuestro informe siempre incluimos puntos de vista de la percepción de la gente, como la seguridad humana “percibida por las mujeres”. Esto es algo que quizá puedan hacer los Voluntarios de la ONU: recoger la percepción de las personas sobre el voluntariado en el terreno. Volviendo a la pregunta anterior, esto se puede llevar a cabo a través de los voluntarios sobre el terreno, así como mediante la tecnología moderna y los macrodatos.


Según el Informe de Desarrollo Humano de 2016, Turkmenistán, Myanmar e Indonesia son los países donde la gente realiza más actividades de voluntariado. Todos son países asiáticos y en proceso de desarrollo. ¿Tiene alguna teoría de por qué esto es así?


En muchas sociedades el voluntariado pasa desapercibido. En áreas rurales, las mujeres hacen voluntariado para otras mujeres cada día. Cuidando a los hijos y a los miembros de las familias de otras personas, yendo a buscar agua o combustible para cocinar, dando consejos sobre la crianza de los hijos, sobre asistencia sanitaria, sobre finanzas. Todo ello realizado por mujeres, a menudo como voluntarias en comunidades rurales de todo el mundo. A menudo no captamos la aportación de estas voluntarias a nivel comunitario porque no forman parte de estructuras formales de voluntariado, pero las personas en las sociedades pobres son muy resilientes, y dependen de la ayuda colectiva que reciben las unas de las otras para sobrevivir. 


Creo que los tres países que están en lo más alto del índice relativo al voluntariado comparten algunas de estas características, y si buscamos una teoría, diría que cuánto más monetizada está una economía, menos voluntarios tiene, mientras que las economías que son más informales tienen más voluntarios. Esto se debe sobre todo al hecho de que en ciertas sociedades la gente necesita el apoyo de otras personas para acceder a productos básicos, puesto que no pueden comprar estos servicios en el mercado.


El problema es que gran parte del trabajo realizado por este tipo de voluntarios pasa desapercibido, porque nadie lo documenta. Esto tiene relación con la pregunta anterior, cuando hablamos de la investigación sobre el voluntariado a nivel comunitario para el desarrollo humano, algo que definitivamente merece la pena llevar a cabo.



Descargar el Informe sobre Desarrollo Humano 2016 (en inglés)


Selim Jahan es el Director de la Oficina del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) encargada de elaborar el Informe sobre Desarrollo Humano. Es de Bangladesh y tiene un Doctorado en Economía de la McGill University, Canadá.



Entrevista traducida del inglés por la Voluntaria en línea de las Naciones Unidas Lucía González.