Sitios web regionales del programa VNU

El programa VNU trabaja en 150 países y territorios, desplegando Voluntarios de las Naciones Unidas para promover el desarrollo sostenible a nivel de base. Explore nuestro trabajo en las diferentes regiones del mundo.

vista
East and Southern Africa
África Oriental y Meridional
vista
West and Central Africa
África Occidental y Central
vista
Arab States
Estados Arabes
vista
Europe and the CIS
Europa y la CEI
vista
Latin America
América Latina y el Caribe
vista
Asia and the Pacific
Asia y el Pacifico
Female volunteers can be role models helping to break gender stereotypes. National UN volunteer Maïmounata Ouedraogo rides her motorbike across Burkina Faso to promote volunteerism. (K. Gosse/UNV)

El voluntariado para promover la igualdad entre sexos. Nuevas perspectivas para la Agenda de Desarrollo pos-2015

Ser voluntario, incluso cuando se trata de jóvenes mujeres y niñas, puede aumentar las posibilidades de hacerse oír y pasar a la acción en lo que respecta al proceso de desarrollo. El debate del panel de expertos, organizado por el programa de Voluntarios de las Naciones Unidas (VNU) en torno al 59º período de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW59), trató sobre la importancia de los voluntarios para mejorar la responsabilidad de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y para promover la igualdad entre sexos.

Ser voluntario, incluso cuando se trata de jóvenes mujeres y niñas, puede aumentar las posibilidades de hacerse oír y pasar a la acción en lo que respecta al proceso de desarrollo. El debate del panel de expertos, organizado por el programa de Voluntarios de las Naciones Unidas (VNU) en torno al 59º período de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW59), trató sobre la importancia de los voluntarios para mejorar la responsabilidad de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y para promover la igualdad entre sexos. Los representantes de diversas entidades de las Naciones Unidas, Estados miembros y organizaciones de voluntariado hicieron hincapié en la eficiencia de los voluntarios a la hora de ayudar a supervisar el progreso que se ha experimentado en la vida de muchas mujeres y al concederles más oportunidades para que prospere la acción cívica.


El voluntariado puede ser útil para recopilar una gran cantidad de datos, así como para que mujeres procedentes de distintos niveles socioeconómicos participen y se comprometan a nivel local. La participación a escala local en el planteamiento, en la toma de decisiones y en la supervisión influye en la manera en la que las mujeres se posicionan en la esfera pública. Hace que alcen la voz, que amplíen el espacio en el que pueden actuar. Además, los avances en las nuevas tecnologías dan paso a nuevas formas de acción ciudadana, ya que permiten combinar las habilidades de los voluntarios en línea y de los voluntarios en el terreno y obtener oportunidades sin precedentes de mejorar, añadir y visualizar datos, así como compartir información acerca de la acción voluntaria.


Lo más destacado del evento


Rosemary Kalapurakal, coordinadora ejecutiva adjunta del programa VNU, abrió el debate con una lección muy importante aprendida de los Objectivos de Desarrollo del Milenio (ODM): el desarrollo necesita la participación y la implicación de las personas si el verdadero objetivo es cambiar sus vidas. Kalapurakal también mencionó el último Informe de Síntesis del Secretario General de las Naciones Unidas, en el que se señala que «los grupos de voluntarios pueden ayudar a localizar los ODS proporcionando nuevos espacios de interacción entre los gobiernos y las personas orientados a la adopción de medidas concretas, susceptibles de aplicarse a mayor escala». Insistió en la importancia de un objetivo dedicado a la igualdad entre sexos en los ODS, así como de metas específicas con respecto a la igualdad entre hombres y mujeres para los diferentes objetivos. También puntualizó que la adaptación social sólo será posible si todas las personas, mujeres y hombres, ricos y pobres, se comprometen más con el planteamiento, supervisión e implementación de los ODS.


El ministro Reinhard J. Krapp, director del Departamento de Asuntos Económicos y Financieros en la Misión Permanente de Alemania ante las Naciones Unidas, presentó el acercamiento de Alemania hacia la responsabilidad y el progreso, incluyendo la importancia de la noción a nivel local así como la necesidad de que los múltiples interesados y las empresas se impliquen más. Citando el ejemplo de los bomberos voluntarios locales o de los millones de personas que se comprometen con las Guías Scouts o con la Cruz Roja y la Media Luna Roja, Krapp recalcó que el valor añadido del voluntariado es que se desarrolla la sensación de pertenecer a una comunidad y se refuerza la cohesión social. Subrayó que este hecho es imprescindible para una agenda universal, especialmente en las áreas de consumo sostenible y en la «Agenda Verde» y, además, la buena voluntad y energía de las personas de todo el mundo son una condición sine qua non para complementar la acción del gobierno en el desarrollo de esta agenda.


Mitchell Toomey, director de la Campaña del Milenio de Naciones Unidas, habló acerca de la rica experiencia acumulada mediante la plataforma WorldWeWant y la encuesta MI Mundo, que han contado con voluntarios para asegurar que la voz de la gente estuviera representada, tanto en línea como fuera de línea, consiguiendo así reunir las opiniones de más de siete millones de personas. En el período previo a los ODS, estas actividades han despertado un ímpetu del que se debe hacer uso cuando se implanten los objetivos y las personas se preparen para supervisar y contribuir a dicha implementación.


Milorad Kovacevic, jefe de estadística de la Oficina del Informe sobre Desarrollo Humano, del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), proporcionó una perspectiva del desarrollo humano con el objetivo de medir el progreso más allá de los factores económicos. El Informe sobre Desarrollo Humano de 2015 abarcará una idea más amplia del trabajo que incluirá el trabajo creativo, el trabajo no remunerado de cuidados y el trabajo voluntario. Kovacevic, señalando que el trabajo voluntario y la ayuda mutua son nociones universales para la solidaridad humana, argumentó que el hecho de no haber sabido reconocer el valor añadido de estas ideas ha llevado a infravalorar su labor como factor imprescindible para el desarrollo humano.


Alphonsine Kabagabo, director regional de la Región de África de la Asociación Mundial de las Guías Scouts (AMGS), dio un conmovedor ejemplo de cómo el voluntariado literalmente salvó su vida. Desde pequeña había formado parte de las Guías Scouts en Ruanda y fue por eso que la filosofía de dar era uno de sus valores más característicos. La llevaron a Bélgica durante el genocidio de Ruanda y allí halló la fuerza y la motivación para seguir con su vida y servir a la comunidad integrándose en las Guías Scouts belgas. Así, pasó de ser una víctima pasiva a ser una agente activa del cambio.


Después de una breve ronda de preguntas y respuestas, Kalapurakal cerró el evento recordando al público que es preciso integrar sistemáticamente el trabajo de voluntario en los planes y políticas de desarrollo, ya que solo así se podrá tener éxito en todas las áreas que cubren los ODS. Debería comprobarse el grado en que las organizaciones de voluntarios están comprometidas con el planteamiento e implementación del desarrollo para así poder garantizar que cualquiera puede participar activa y constructivamente.


El éxito de los ODS dependerá en gran medida del alcance de la implicación por el desarrollo y de si las personas puedan o no exigir cierta responsabilidad a los encargados de tomar las decisiones. Cuando se facilita, el voluntariado tiene el potencial de contribuir en todo el mundo al fortalecimiento de la mujer y al progreso de la igualdad entre hombres y mujeres, logrando así un esbozo más responsable de los ODS.


Más información


Artículo traducido del inglés por la Voluntaria en línea ONU Janire Riobello.