En el Día Internacional de la Mujer, celebramos el trabajo de las/os Voluntarias/os ONU por la igualdad de género

Noticias

El programa de Voluntarios de las Naciones Unidas (VNU) celebra hoy el Día Internacional de la Mujer apoyando a ONU Mujeres, la Entidad de la ONU para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer, y a su lema “Las mujeres en un mundo laboral en transformación: hacia un planeta 50-50 en 2030”.

La Voluntaria de la ONU nacional Adelaide dos Remedios Magaia (derecha), Oficial de vigilancia sobre el terreno, realiza la coordinación de los beneficiarios para la distribución de alimentos durante las inundaciones en el campamento de Hokwe (provincia de Gaza) en Mozambique. (Leonor Fernandez/PMA, 2013)

Para asegurar la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres el programa VNU trabaja a nivel tanto institucional como programático. Deseamos aprovechar esta ocasión para repasar las diferentes formas que asume la colaboración de los Voluntarios de las Naciones Unidas para el logro del ODS 5: Alcanzar la igualdad de género y empoderar a todas las mujeres y las niñas.


Actualmente hay casi 2.000 Voluntarias de la ONU que prestan servicio sobre el terreno con entidades de la ONU en todo el mundo. Realizan todo tipo de tareas, como oficiales de derechos humanos, expertas en socorro humanitario o logística y médicas, entre otros, en más de 60 países. Además, cada año 7.000 Voluntarias en línea de la ONU realizan tareas desde sus ordenadores para lograr avances en materia de paz y desarrollo. 


También hay más de 100 Voluntarias de la ONU que apoyan de manera directa en el terreno proyectos y programas de igualdad de género y empoderamiento. Participan en la respuesta a la violencia de género (Viet Nam, Indonesia), la promoción de la salud sexual y reproductiva (Camerún, Sudán del Sur), la transformación de pautas sociales o comportamentales (Guatemala, Afganistán), la reconciliación y la cura (Kenya, Malí), la introducción del género en los proyectos y políticas juveniles, en la creación de paz, la reducción del riesgo de desastres y las operaciones humanitarias en diferentes partes del mundo.


En Afganistán el programa VNU está implementando “Caravanas de Jóvenes Voluntarios y Mullahs por la Igualdad de Derechos y de Género”, un proyecto que apunta a extender la igualdad de género y a empoderar a mujeres y niñas a través de un modelo de colaboración inédito. Los Voluntarios de la ONU sensibilizan y capacitan a los voluntarios locales en temas de género. Los mensajes son canalizados a través de los líderes religiosos locales (mullahs) para inducir la transformación de las pautas socioculturales y comportamentales en pos de la igualdad.


En Asia y el Pacífico el programa regional conjunto “Asociados para la prevención” (página en inglés) se propone acabar con la violencia contra las mujeres invitando a hombres de diferentes edades a cambiar actitudes, prácticas y normas sociales. Los Voluntarios de las ONU trabajan con los miembros de las comunidades para crear clubes masculinos hospedados por ONU Mujeres en los que se discute sobre los estereotipos de género y las prácticas arcaicas que sobreviven en las comunidades, y se identifican respuestas específicas puntuales. 



En África Oriental y Meridional los Voluntarios de la ONU apoyan a ONU Mujeres en una amplia gama de temas y programas relacionados con la promoción de la igualdad de género, proporcionando asistencia técnica, ayuda para organizar conferencias o logística para mejorar la capacidad de realizar actividades de seguimiento, evaluación y comunicación.


En Rwanda un proyecto en colaboración con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Ministerio para la Gestión de Desastres y Refugiados (MIDIMAR) está contribuyendo a capacitar a las mujeres rurales en estrategias para la reducción del riesgo de desastres, y promueve la participación de las mismas en los procesos de prevención a nivel de sus comunidades. 


En Togo el programa VNU adaptó al contexto nacional el currículo para alumnos de ambos sexos “Voces contra la Violencia” con modalidades interactivas, para que jóvenes y niños puedan tocar temas como las relaciones, la igualdad de género y el abuso sexual en un entorno seguro y favorable. Una vez completado, el proyecto se traspasará a 500 docentes voluntarios de todo el país.


Después del terremoto que afectó a Ecuador en abril de 2016 el programa VNU movilizó a 25 Voluntarias y Voluntarios de la ONU para que apoyaran la respuesta de emergencia. Once de ellos colaboraron con ONU Mujeres y cuatro con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) para la prevención de la violencia de género y la organización de iniciativas de mentoría y emprendimientos para mujeres.


Finalmente, un grupo de 35 Voluntarios/as en línea de la ONU apoyaron la ONG Mujeres Emprendedoras de Chile desarrollando contenidos de capacitación empresarial desde una óptica de género para estimular la motivación, transferir conocimientos y ayudar a derribar las principales barreras a las que se enfrentan las mujeres a la hora de crear un negocio. El proyecto alcanzó a unas 5.000 mujeres empresarias de todo el país.


Como muestran los ejemplos anteriores, el programa VNU y los Voluntarios de la ONU hacen aportaciones distintivas para que se modifiquen las actitudes y prácticas individuales, apoyan a las agencias de la ONU que facilitan a mujeres y niñas igualdad de acceso a los servicios sociales básicos, se involucran activamente con las comunidades y contribuyen de mil maneras a que la voz de las mujeres resuene en cualquier lugar del mundo se discuta de desarrollo local o se tomen decisiones que afectan a sociedades enteras. 



Artículo traducido del inglés por la Voluntaria en línea de las Naciones Unidas Delia Tasso.