Jóvenes Voluntarios ONU le dan soplo de aire fresco a iniciativa comunitaria

Noticias
12 agosto 2014
Churachandpur, India

En el distrito de Churanchandpur, una de las áreas tribales más remotas de Manipur, India, escasean tanto los servicios de ayuda para personas discapacitadas como los profesionales capacitados en rehabilitación. Cuatro Jóvenes Voluntarios ONU trabajan para superar estos obstáculos, colaborando con la comunidad local para ayudar a mantener una escuela donde se suministren servicios de fisioterapia y logopedia para los niños con necesidades especiales.

La Joven Voluntaria ONU Margaret Hmangte ayuda con terapia del habla a Paumuanlian, un niño de 10 años de edad con dificultades en el habla. (Programa VNU, 2014)

Dipak, Kylie, Margaret y Shakeeb son cuatro Jóvenes Voluntarios de la ONU, oriundos de la India, que se encuentran trabajando en el Centre for Community Initiative (Centro de iniciativa comunitaria) del distrito de Churanchandpur, una de las áreas tribales más remotas de Manipur, India, donde escasean tanto los servicios de ayuda para personas discapacitadas como los profesionales capacitados en rehabilitación.

Estos cuatro Jóvenes Voluntarios ONU trabajan para superar estos obstáculos, colaborando con la comunidad local para ayudar a mantener una escuela donde se suministren servicios de fisioterapia y logopedia para los niños con necesidades especiales. Ellos ofrecen formación a maestros y padres para que, en un futuro, sean capaces de ofrecer dichos servicios sin la ayuda de nadie.

“Al ofrecerme como voluntaria para ayudar a niños con dificultades en el lenguaje y la comunicación, puedo ver que estos esfuerzos les permiten aprender paulatinamente a utilizar el lenguaje para comunicarse. Esto va creando un impacto positivo en sus habilidades para relacionarse con los demás, y al mismo tiempo los va preparando para su inserción en las escuelas corrientes,” dice la Joven Voluntaria de la ONU Margaret Hmangte. Gracias al arduo trabajo de padres, maestros y voluntarios, el número de niños matriculados en la escuela pasó de 13 a 25.

Realizando un esfuerzo extraordinario, los Jóvenes Voluntarios ONU también sensibilizaron a organizaciones locales, maestros de escuelas corrientes, voluntarios, así como a figuras públicas y funcionarios del gobierno, para asegurarse de que estos son conscientes de las necesidades de los niños.

Hasta el momento, alrededor de 40 padres de niños con discapacidades, nueve maestros de la Malsawm Initiative (TMI, por sus siglas en inglés) y diez maestros de escuelas privadas han recibido formación sobre fisioterapia, logopedia, educación especial y sensibilización sobre una educación inclusiva.

El compromiso de los Jóvenes Voluntarios ONU ha beneficiado tanto a los voluntarios como a la sociedad en su conjunto. Al trabajar con familias provenientes de los más diversos grupos de origen étnico, ayudan a superar prejuicios y conflictos de toda una vida. De esta forma fomentan la paz y promueven el desarrollo en lugares donde realmente es necesario: una de las zonas más remotas de la India, y entre las personas que son más vulnerables.

“A nivel personal, el voluntariado ha traído consigo grandes cambios ya que me ha permitido darme cuenta de la importancia del trabajo en equipo cuando se trata de temas de desarrollo, y me ha hecho ver que la discapacidad de las personas es un tema relacionado con los derechos humanos. Asimismo, al venir a la parte noreste del país, que es diferente desde el punto de vista cultural, también inspira un sentimiento de buena voluntad por parte de aquellas personas que vivimos en la India peninsular y fortalece la convicción de que, a pesar de nuestras diferencias, podemos ser solidarios con nuestros conciudadanos de regiones remotas, dice el Joven Voluntario de la ONU Shakeeb Ahmed Khan.

“Esto puede constituir la piedra angular para la promoción de la paz y el desarrollo, y creo que el espíritu del voluntariado ayudará a unir nuestra sociedad, dejando las diferencias intactas. Pero más que nada, el voluntariado me ha hecho ser más humilde y mejor persona.”


Artículo traducido del inglés por el Voluntario en línea ONU Karel Gómez