Campaña Río+20

Nuestras campañas
La Conferencia de Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible (UNCSD), o Río+20, fue la tercera conferencia internacional sobre el desarrollo sostenible dirigida a reconciliar los objetivos económicos y medioambientales de la comunidad internacional.

La Conferencia de Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible (UNCSD), o Río+20, fue la tercera conferencia internacional sobre el desarrollo sostenible dirigida a reconciliar los objetivos económicos y medioambientales de la comunidad internacional. Organizada por el Gobierno de  Brasil en Río de Janeiro del 13 al 22 de junio de 2012, Río+20 era el seguimiento, veinte años más tarde, de la Cumbre para la Tierra / Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo  (CNUMAD), celebrada en 1992 en la misma ciudad. Además, también se conmemoraba el 10º aniversario de la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible de Johannesburgo 2002.

El regreso a Río renovó la esperanza de un compromiso político real respecto de una nueva forma de pensar acerca del futuro y del planeta. El objetivo expreso de la conferencia era identificar las principales brechas en la implementación de los resultados de las principales cumbres anteriores sobre el desarrollo sostenible, así como tratar los retos nuevos y emergentes.

Río+20 quería hacerse oír entre las personas adecuadas en el momento adecuado. En ocasiones, voluntarios de todo el mundo pueden llegar a sentir que su contribución a la sociedad pasa inadvertida. Sin embargo, Río +20 resultó ser el mejor momento para alzar sus voces y transmitir su mensaje. La conferencia reunió a los gobiernos y a la comunidad internacional, incluidas las Naciones Unidas y organizaciones no gubernamentales (ONG), para establecer objetivos mundiales que guíen al mundo hacia el desarrollo sostenible.

La campaña #actioncounts, organizada por el programa VNU, atrajo la atención del voluntariado en todo el mundo. La campaña ofreció a los voluntarios, así como a las comunidades y organizaciones, la oportunidad de mostrar su trabajo en favor de la protección del futuro de nuestro planeta y de las generaciones venideras.

Se recibieron historias personales (por medio de Twitter o del sitio web de la campaña) y de organizaciones cuyos voluntarios estaban involucrados en proyectos de desarrollo sostenible. Los resultados de todas estas acciones voluntarias se presentaron en la conferencia celebrada en Brasil.

Una presentación multimedia mostró las voces de los voluntarios de todo el mundo, que superaron los 50 000. Las historias compartidas incluían organizar unas primeras elecciones en la historia de un campo de refugiados, ayudar a evitar una catástrofe humanitaria, contribuir al bienestar social y desarrollar tecnologías innovadoras o mitigar el cambio climático.