Consolidación de la paz y derechos humanos de los desplazados internos en Darfur, el Sudán

29 agosto 2017
Stuart Moran
La Operación Híbrida de la Unión Africana y las Naciones Unidas en Darfur (UNAMID) se centra en la protección de civiles, especialmente en grupos vulnerables como los desplazados internos que siguen sin poder regresar a sus hogares tradicionales debido a un conflicto. La Operación y sus Voluntarios de la ONU responden al cambiante entorno de mantenimiento de la paz poniendo mayor énfasis en las actividades de consolidación de la paz que preservan los logros obtenidos. Se trata de un mandato complejo que se adapta a la evolución de las circunstancias con la esperanza de lograr una transición sostenible hacia la paz en Darfur.
sand storm unamid unv
El entorno en el que opera la UNAMID es duro. Las poblaciones locales, el personal de la Operación y los Voluntarios de la ONU soportan condiciones extremas tales como altas temperaturas (hasta 50 grados Celsius) y poderosas tormentas de arena, conocidas localmente como Haboub. (UNAMID, 2017)

Los Voluntarios de la ONU sirven en todas las operaciones de la UNAMID que cubren la vasta región de Darfur (aproximadamente equivalente al tamaño de Francia). El medio ambiente se caracteriza por condiciones severas con temperaturas extremadamente altas, lluvias de arena torrenciales y mecanismos de apoyo locales limitados o inexistentes. Sin embargo, a pesar de esto, el UNAIMD estableció con éxito una red de instalaciones e infraestructura en Darfur e incluso en lugares alejados para apoyar y cumplir el mandato de mantenimiento de la paz y consolidación de la paz de la misión.

Los Voluntarios de la ONU han sido desplegados en gran número desde el inicio de la misión en 2008 y han desempeñado papeles fundamentales, tanto en apoyo técnico como en capacidades sustantivas, en el establecimiento de la infraestructura de misiones y en actividades sobre el terreno en áreas tales como la Ingeniería, Tecnología de la información, Asuntos humanos y civiles, y Protección del niño. Debido a la naturaleza de sus asignaciones, los Voluntarios de la ONU trabajan estrechamente con colegas y comunidades sudanesas con el objetivo de empoderar a las poblaciones locales.

Stuart Moran, Director de programa del programa VNU en Darfur, afirma:

Todos los días me siento orgulloso de presenciar de cerca el servicio de Voluntarios de la ONU nacionales e internacionales en UNAMID, ya que traen una poderosa combinación de conocimientos técnicos, junto con un alto grado de dedicación y compromiso para ayudar a la misión a cumplir su mandato.

Mientras los icónicos cascos azules de las Naciones Unidas patrullan el área en vehículos blancos de la ONU con las banderas de la ONU y de la Unión Africana agitándose al viento, es evidente cómo los Voluntarios de la ONU, a través de su dedicado servicio en una amplia gama de actividades de la misión, juegan un papel crucial a la hora de permitir que tales patrullas puedan realizarse. Sin el apoyo de los Voluntarios de la ONU y sus colegas de la UNAMID, la población de Darfur no recibiría la protección fundamental que le brindaba la Misión.

Los Voluntarios de la ONU se distinguen aún más en la UNAMID al desempeñar sus funciones dentro de un contexto político y social complejo y sensible, donde aprovechan la conciencia cultural y una naturaleza inquisitiva para abrazar la cultura local sudanesa, además de interactuar con colegas y comunidades locales para una experiencia enriquecedora y notable. En la UNAMID, este espíritu de dedicación y voluntariado se expone tanto por parte de los Voluntarios Internacionales de la ONU, como por los ciudadanos sudaneses reclutados como Voluntarios ONU nacionales los cuales, a través de su servicio voluntario en la misión, contribuyen a la paz y el desarrollo en su propio país.

Adil Ishag, Oficial de Derechos Humanos Voluntario de la ONU, comenta:

Experimento un gran sentido de realización personal mientras visito áreas remotas y me encuentro, a veces en campos abiertos bajo la sombra de un árbol, a mujeres rurales, a desplazados internos y a otros grupos vulnerables, y les ayudo a entender sus derechos y recursos como ciudadanos del Sudán. Asesorar y apoyar a estas poblaciones en riesgo me permite fortalecer el conocimiento sobre los derechos humanos en Darfur, caso por caso. Estoy muy orgulloso de hacer estas contribuciones en mi propio país como Voluntario ONU nacional.

Además de dar apoyo a las necesidades operativas y administrativas, Stuart, junto con los colegas de apoyo del programa VNU, pone gran énfasis en la protección, la seguridad y la salud de los Voluntarios de la ONU, habida cuenta de las condiciones remotas y duras que soportan durante su servicio. «Estos individuos dejaron atrás sus zonas de confort y a sus seres queridos y llegaron a este ambiente desafiante, no como miembros del personal asalariado, sino como Voluntarios de la ONU. Debemos asegurarnos siempre de que nuestros voluntarios sepan que nos preocupa enormemente su total bienestar.»

Artículo traducido del inglés por la Voluntaria en línea de la ONU Ana Lainez.

 

 

Estados Árabes
Objetivo de Desarrollo Sostenible: