Experiencias y trabajo de un equipo de voluntarios universitarios VNU

18 abril 2011
El pasado mes de octubre, Cayetana, Isabel, Virginia, Adrián y Silvia llegaban a La Paz dispuestos a iniciar su experiencia como voluntarios universitarios VNU en el Sistema de Naciones Unidas, un modelo de voluntariado que lleva funcionando desde el año 2002 a través de un convenio entre el programa VNU y la Universidad Autónoma de Madrid.
Voluntarios y voluntarias universitarios VNU internacionales en Bolivia. De izquierda a derecha, de arriba abajo: Adrián Tuñón, Virginia Martínez, Silvia Bellón, Cayetana Bellísco e Isabel Díaz. (Programa VNU)

La Paz, Bolivia: El pasado mes de octubre, Cayetana, Isabel, Virginia, Adrián y Silvia llegaban desde distintos lugares de España al aeropuerto del Alto dispuestos a iniciar su experiencia como voluntarios universitarios VNU en el Sistema de Naciones Unidas, para la cual habían sido seleccionados tres meses antes.

El voluntariado universitario para las Naciones Unidas es un modelo de voluntariado que lleva funcionando desde el año 2002 en España, a través de un convenio firmado por el programa de Voluntarios de las Naciones Unidas (VNU) y la Universidad Autónoma de Madrid.

Este voluntariado, apoyado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), brinda una oportunidad para aquellos jóvenes que están interesados en temas de cooperación y voluntariado. De este modo, puedan colaborar con sus conocimientos en distintos países en vías de desarrollo, a la vez que aprenden y viven una experiencia seguramente determinante para sus futuras decisiones.

Para los cinco voluntarios esta es su primera vez en Bolivia, y para muchos la primera en el continente americano. Ahora han cumplido tres meses de mandato, llegando al ecuador de su experiencia, momento que hemos escogido para ver qué les está deparando esta vivencia.

Isabel presentó su solicitud para este puesto mientras terminaba su master en Ecología en Madrid, y ahora trabaja como asistente en el programa de medio ambiente del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Gracias a sus conocimientos de ecología social, ha propuesto la introducción de la perspectiva de género en aquellos proyectos que no la enfatizaban lo suficiente, y después de tres meses califica su experiencia como muy positiva, sobre todo a nivel personal.

Para Cayetana, dotada de una fuerte experiencia en la especialidad de género, su llegada al Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) fue muy intensa desde el comienzo. Enseguida se sintió plenamente integrada y no ha dejado desde entonces de colaborar en todas las actividades del componente de género del UNFPA.

"Este voluntariado me está brindando la posibilidad de intercambiar discursos y enriquecer mi mirada respecto a las cuestiones de género, aprender de mis colegas otras maneras de enfocar una problemática tan global, y sobre todo compartir con ellas el entusiasmo de mejorar el mundo."

Virginia, tras otras experiencias en la región latinoamericana, decidió, a punto de terminar su carrera como Ingeniera Agrónoma, presentarse para el puesto de voluntaria universitaria VNU con la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI).

Hasta el momento ha tenido interesantes salidas de monitoreo a comunidades de Uyuni, Oruro y Santa Cruz, y ha comenzado a gestionar muchos de los aspectos del programa Semilla, que trabaja por la patrimonialización de mujeres productoras incorporando una visión de género al desarrollo rural y productivo.

Adrián, interesado e involucrado en diversas actividades y organizaciones de participación juvenil  y a punto de licenciarse en Sociología, descubrió la posibilidad de solicitar un puesto como voluntario universitario VNU dedicado al empoderamiento político de la juventud boliviana dentro del programa de gobernabilidad del PNUD.

Hoy, Adrián ya ha escrito su primer documento, "Jóvenes y su participación política en Bolivia. Análisis sobre actividades y propuestas", y se siente plenamente motivado con su trabajo dentro de la planificación de la estrategia de juventud 2011 de la Agencia en la que trabaja.

Silvia, licenciada en Humanidades, decidió presentarse para el puesto ofrecido dentro del programa VNU en Bolivia dedicado a la promoción del voluntariado. Silvia, experimentada en temas de voluntariado y motivada ante la oportunidad de conocer un país como Bolivia, fue seleccionada para asistir en tareas de comunicación dentro del programa VNU.

Silvia considera que gracias a esta oportunidad ha mejorado mucho en sus habilidades comunicativas y organizativas, a la vez que ha aumentado sus conocimientos sobre la realidad social del país, la amplitud del significado del voluntariado y sus diferentes formas de gestión.

Ahora estos cinco voluntarios tienen dos meses más para seguir aprovechando la oportunidad que les ha sido brindada, y desde el programa VNU de Bolivia les deseamos que sigan disfrutando y ampliando sus experiencias a través del voluntariado.

América Latina y el Caribe