Impulsar los derechos de los pueblos indígenas y luchar contra la discriminación racial

27 mayo 2011
La parte más interesante fue ver que las contrapartes de la Oficina (ONG, Defensoría del Pueblo, Vice-ministerio de Descolonización y Ministerio de Justicia) están realmente muy involucradas en la lucha contra la discriminación racial, lamentablemente todavía presente en Bolivia.
Arnaud Chaltin (de pie, al fondo), Voluntario de las Naciones Unidas internacional especialista, en la Oficina del Alto Comisionado para los derechos humanos en Bolivia, en un taller de capacitación en derechos de los pueblos indígenas en Challapata. (Programa VNU)

La Paz, Bolivia: Mi experiencia como Voluntario de las Naciones Unidas internacional especialista en la Oficina del Alto Comisionado para los derechos humanos en Bolivia es, tras dos años de trabajo, excepcional.

 

Al principio me incorporé en la unidad de monitoreo de los derechos humanos, principalmente para dar seguimiento a casos paradigmáticos que interesan a la Oficina. Dentro de esta unidad, participé en la misión de monitoreo de los derechos humanos en el marco del referéndum constitucional. Esta experiencia fue realmente instructiva, y lo que aprendí me sirvió para las dos misiones de monitoreo electoral que hicimos durante las elecciones presidenciales y legislativas, así como durante las elecciones locales. En ambas fui designado responsable de la misión, lo que me permitió comprobar con alegría que la Oficina depositaba en mí una gran confianza.

Ser Voluntario de las Naciones Unidas me ha permitido continuar formándome en el ámbito de los derechos de los pueblos indígenas. Esta especialización me ha permitido integrarme como en la nueva unidad de la Oficina dedicada a la protección de los derechos de los pueblos indígenas y a la lucha contra la discriminación. Mi trabajo actual se centra principalmente en la lucha contra la discriminación racial y los derechos de los pueblos indígenas, dos temas de particular relevancia en la realidad de Bolivia.

En esta unidad, durante el primer año como Voluntario de las Naciones Unidas internacional especialista, y en el marco de la organización en Ginebra de la Conferencia de Revisión de Durban, trabajé principalmente en la lucha contra el racismo y la discriminación. Además de la difusión de los estándares internacionales, hemos apoyado en la organización de un evento paralelo a la Conferencia. Dicho evento trató sobre mejores prácticas en la lucha contra la discriminación racial, y dio lugar al proceso de diagnóstico y al plan de acción de lucha contra el racismo y la discriminación en Bolivia dirigido por el Vice-ministerio de Descolonización.

La parte más interesante fue ver que las contrapartes de la Oficina (ONG, Defensoría del Pueblo, Vice-ministerio de Descolonización y Ministerio de Justicia) están realmente muy involucradas en la lucha contra la discriminación racial, lamentablemente todavía presente en Bolivia.

Este último año, sin embargo, he trabajado principalmente sobre los derechos de los pueblos indígenas. Bolivia tiene una riqueza cultural excepcional, con más de 36 pueblos indígenas, que  se enfrentan a realidades y problemas de derechos humanos muy diversos. Tuve la suerte de trabajar con varios de estos pueblos, por ejemplo realizando capacitaciones sobre derechos humanos y en particular sobre los derechos de los pueblos indígenas. Además, se me pidió dar seguimiento a algunas de las recomendaciones del Foro Permanente sobre las cuestiones indígenas, en seguimiento a su visita al Chaco Boliviano. Este informe constata la existencia de trabajo forzoso y de servidumbre en esta zona.

Otro tema muy enriquecedor sobre el que he trabajado este año ha sido el derecho a la consulta. Además de la organización de conferencias y de ponencias explicando el contenido de este derecho, tuve la oportunidad de participar, dando apoyo técnico, en una de las primeras consultas a los pueblos indígenas sobre una medida legislativa: el Anteproyecto de Ley de Deslinde Jurisdiccional. Lamentablemente este derecho humano a la consulta no siempre se respeta, y puesto que la declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas es bastante reciente, no se encuentran muchos ejemplos de implementación de este derecho a nivel legislativo, en Bolivia o en el resto del mundo. Durante todo este proceso tuve la oportunidad de tener muchas conversaciones y debates enriquecedores sobre los aspectos del pluralismo jurídico.