Inclusión educativa y cultura de paz

21 septiembre 2016
Apoyo al Ministerio de Educación a encontrar a los niños, niñas y adolescentes, conocer las razones de su inasistencia a las instituciones educativas y actuar de acuerdo a las causas de esa exclusión. Entre ellas se encuentran el embarazo en la adolescencia, el reclutamiento, la violencia y la falta de transporte, para lo cual se plantea involucrar a todos los garantes y corresponsables en el concepto de inclusión educativa a nivel local.
Marta Gutiérrez (derecha) realiza un rastreo de inclusión educativa junto al Ministerio de Educación (MinEduc) y el Fondo Educatoriano Populorum Progressio (FEPP). El adolescente de la fotografía (izquierda) resultó incluido en el sistema educativo y se encuentra estudiando. (Programa VNU, 2016)

Sucumbíos, Ecuador: La provincia de Sucumbíos, limítrofe con Colombia, es una de las provincias más conflictivas del Ecuador y conforma una frontera enormemente permeable con una población históricamente vinculada al lado colombiano.

Entre los problemas que han caracterizado a la zona se encuentran los permanentes enfrentamientos entre las petroleras y las comunidades nativas, a nivel interno, y la cercanía con la frontera colombiana a nivel externo.

Ello ha convertido a la provincia en un lugar con profundas brechas derivadas en gran parte de la violencia generada en el territorio colombiano.

Tras la firma del acuerdo definitivo de paz entre el Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el estado ecuatoriano ha tendido a reforzar sus fronteras con la finalidad de mitigar los posibles impactos negativos en el país.

En este contexto, mi trabajo consiste en apoyar los componentes programáticos de Educación y Protección, coordinando la estrategia del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en la provincia de Sucumbíos. En concreto, UNICEF viene promoviendo desde 2011 la implementación de la Caja de Herramientas para la Inclusión Educativa, resultado del aprendizaje adquirido en el territorio con la finalidad de identificar a los niños, niñas y adolescentes excluidos del sistema educativo y lograr su inclusión en el mismo.

En mi día a día, apoyo al Ministerio de Educación a encontrar a los niños, niñas y adolescentes, conocer las razones de su inasistencia a las instituciones educativas y actuar de acuerdo a las causas de esa exclusión. Entre ellas se encuentran el embarazo en la adolescencia, el reclutamiento, la violencia y la falta de transporte, para lo cual se plantea involucrar a todos los garantes y corresponsables en el concepto de inclusión educativa a nivel local. 

Asimismo, desde el Programa “Nación de Paz”, junto al Vicariato Apostólico de Esmeraldas (VAE), se está implementando una metodología de Cultura de Paz que logra impactos positivos en los niños y en los adolescentes de Sucumbíos. Esto se lleva a cabo a través de la generación de escucha activa y empática, Fútbol Callejero, Karaopaz, Paztionary y otros juegos tradicionales reforzados con el enfoque de derechos de la niñez y de la adolescencia como una herramienta fundamental en el proceso de aprender a resolver conflictos de forma no violenta.

Esta experiencia como Voluntaria ONU ha sido muy significativa para mí al sentir que puedo contribuir a mejorar la vida de niños, niñas y adolescentes de Sucumbíos.

Biografía: Marta Gutiérrez (España) es Voluntaria ONU internacional Especialista con UNICEF en Sucumbíos. Es abogada y posee un Master en Derechos Humanos, Democratización y Seguridad Humana. Con siete años de experiencia, Marta ha combinado su trabajo en sedes y oficinas de terreno con distintas posiciones de coordinación y especialista de programas. Ha trabajado en programas de desarrollo y emergencia en el Norte de África, Medio Oriente y América Latina en prevención de la violencia, la violencia sexual y basada en género, la trata de niños y adolescentes, acceso a la justicia y fortalecimiento de los sistemas de educación y protección.

 

América Latina y el Caribe