Prevención sanitaria para los migrantes

05 abril 2013
Marketa Stodolova
La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) de Bosnia y Herzegovina ha ejecutado diversos proyectos importantes de gran éxito en los ámbitos de la gestión de fronteras, la migración y la trata de personas. A principios de febrero de 2013, fui objeto de una cálida acogida cuando me incorporé como pasante al programa de Voluntarios de las Naciones Unidas (VNU) en el marco del Programa de Promoción de la Salud de los Migrantes. Esta gran oportunidad aporta una nueva perspectiva a mi anterior experiencia en materia de migración.
Fotografía realizada durante una de las sesiones de grupos de estudio organizadas para informar a los estudiantes sobre las enfermedades de transmisión sexual. (Programa VNU, 2013)

Sarajevo, Bosnia y Herzegovina: La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) de Bosnia y Herzegovina ha ejecutado diversos proyectos importantes de gran éxito en los ámbitos de la gestión de fronteras, la migración y la trata de personas. A principios de febrero de 2013, fui objeto de una cálida acogida cuando me incorporé como pasante al programa de Voluntarios de las Naciones Unidas (VNU) en el marco del Programa de Promoción de la Salud de los Migrantes. Esta gran oportunidad aporta una nueva perspectiva a mi anterior experiencia en materia de migración.

En el marco de uno de los programas ejecutados por la Organización Internacional para las Migraciones en Sarajevo se organizaron reuniones de grupos de estudio en ciudades como Sarajevo, Bihać, Gradiška, Benja Luka o Tuzla, y estas reuniones constituyeron mis primeras experiencias importantes como Voluntaria de las Naciones Unidas pasante. Las reuniones no solo ofrecían la oportunidad de explorar algunas regiones de Bosnia y Herzegovina, sino también de conocer al personal de la OIM que trabaja sobre el terreno.

Las reuniones de grupos de estudio formaban parte de un proyecto relacionado con el VIH/SIDA (Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria) y en ellas participaban migrantes potenciales, como estudiantes, conductores de camiones y trabajadores migratorios, que podrían correr el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual como la sífilis y el VIH.  

El principal objetivo de estos grupos de estudio era averiguar qué información poseen las personas sobre las enfermedades de transmisión sexual y dónde obtuvieron dicha información, para luego, a partir de estos datos, elaborar material informativo destinado a los migrantes.

En particular para mí, en mi calidad de Voluntaria de las Naciones Unidas pasante, participar en las reuniones me ofreció la oportunidad de entender mejor todo el proceso de organización de grupos: localizar a los interesados, realizar evaluaciones y presentar resultados.

La otra parte integrante del programa de la OIM es el Programa Médico de Suecia, cuyo principal objetivo es desarrollar la capacidad del personal y las instituciones sanitarias locales en Bosnia y Herzegovina y en Kosovo.

Una de las actividades diarias del personal de la Organización Internacional para las Migraciones en el marco de este programa es prestar asistencia a los migrantes en los servicios médicos. Generalmente este es un proceso largo que comprende todos los exámenes médicos necesarios, además de pruebas de detección del VIH y la sífilis. El personal de la OIM también ayuda a los participantes a cumplimentar las solicitudes de visado. Mi labor consiste en preparar documentos e informes médicos y luego enviarlos a las embajadas respectivas.

Colaborar con la OIM como Voluntaria de las Naciones Unidas pasante es una vivencia muy inspiradora y cada día aporta nuevas experiencias y nuevos contactos. Para mí, el voluntariado es la mejor forma de dar y recibir. Formar parte de la comunidad de voluntarios brinda nuevas oportunidades y nos proporciona fortaleza de ánimo. No cabe imaginar un mejor comienzo para mi vida y mi carrera profesional.


Biografía: Marketa Stodolova nació en la República Checa. Empezó a trabajar como voluntaria al mismo tiempo que realizaba sus estudios sobre trabajo humanitario y social en la Universidad de Palacky. Trabajó como voluntaria en Shekel (Community Service for People with Special Needs in Jerusalem), en Israel, durante un año, y en Caritas Athens (Programa para los refugiados en Grecia), entre otras organizaciones. Recientemente interrumpió sus estudios de posgrado en Asistencia Humanitaria Internacional y Trabajo Social para colaborar como Voluntaria de las Naciones Unidas pasante en la OIM en Sarajevo (Bosnia y Herzegovina).