Promover la gestión de riesgos en los países árabes

07 junio 2013
Mi misión como responsable de Comunicación y Manejo de la Información consiste en dar a conocer el riesgo que existe en la región a sufrir un desastre natural, así como ayudar a promover políticas para que se incorporen medidas de prevención de desastres. El concepto de reducción de riesgo de desastres está directamente ligado al desarrollo de un país: un desastre natural mal gestionado, además de la pérdida de vidas y las pérdidas económicas que supone, puede hacer retroceder años el desarrollo de un país en solo unos pocos segundos.
La Voluntaria de la ONU Oficial de Comunicación y Manejo Berta Acero, en Aqaba, Jordania, durante la primera Conferencia Regional para la Reducción del Riesgo de Desastres, que tuvo lugar en marzo de 2013. (Programa VNU, 2013)

El Cairo, Egipto: Mi primer día como Voluntaria de las Naciones Unidas en Egipto fue el 1 de Marzo de 2011, once días después del derrocamiento del ex presidente egipcio Hosni Mubarak y apenas un mes más tarde del inicio de la llamada Revolución Egipcia. El trabajo era nuevo para mí, pero no el país, en el que había estado trabajando dos años y medio primero para la Oficina Comercial catalana y más tarde para el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA).

En este clima de inestabilidad política y social del país me incorporé a la oficina regional de los países árabes de la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres.

Mi misión como responsable de Comunicación y Manejo de la Información consiste desde entonces en dar a conocer el riesgo que existe en la región a sufrir un desastre natural, así como ayudar a promover políticas para que se incorporen medidas de prevención de desastres tales como: aplicar códigos de construcción antisísmica, disponer de sistemas de drenaje eficientes, situar sistemas de alarma temprana, tener planes de contención preparados, informar a la población de sus riesgos y vulnerabilidades, entre otros.

Debido a la delicada situación política que viven muchos de los países de la región, uno de los mayores retos a los que se enfrenta nuestra oficina es convencer a los distintos gobiernos de los potenciales riesgos de desastres naturales, cuando con la actual situación política y económica tienen otras prioridades que atender.

Sin embargo, el concepto de reducción de riesgo de desastres está directamente ligado al desarrollo de un país: un desastre natural mal gestionado, además de la pérdida de vidas y las pérdidas económicas que supone, puede hacer retroceder años el desarrollo de un país en solo unos pocos segundos.

Ser Voluntaria de las Naciones Unidas ha sido y continúa siendo una de las mejores experiencias de toda mi vida. Me ha ofrecido una oportunidad única de conocer un nuevo país y una nueva cultura, además de tener un trabajo interesante y satisfactorio. Pero por encima de todo me ha ofrecido el privilegio de trabajar con gente de un nivel profesional excelente, lo que ha supuesto convertir mi trabajo en el mejor Máster que uno pueda tener.