Respuesta rápida a la violencia sexual y de género en situaciones de emergencia y humanitarias en África occidental y central

28 noviembre 2017
Nnoko Mejane Angela
Las regiones de África occidental y central se enfrentan a crisis de emergencia complejas. En la cuenca del lago Chad, alrededor de 17 millones de personas en Camerún, Chad, Níger y Nigeria se ven afectadas por la inseguridad, la escasez de alimentos, las sequías y las enfermedades. Un colapso en el orden civil después de los desastres aumenta constantemente la ocurrencia de violencia sexual, la exposición a infecciones de transmisión sexual como el VIH y los embarazos no deseados. La violencia sexual y por motivos de género es mayor en los sitios para los desplazados internos como son los campos de refugiados y las zonas de conflicto.
UNwomen-WCA-workshop-2017.jpg
La Voluntaria de las Naciones Unidas Nnoko Mejane Angela realiza una presentación durante el taller. (ONU Mujeres, 2017)

El Informe del subgrupo sobre violencia por motivos de género de los países de África occidental y central que afrontan conflictos armados reveló que la prevalencia de la violencia sexual y de género ha aumentado drásticamente desde el último informe de 2016. Es en esta línea que en 2017 organizamos conjuntamente un taller regional de creación de capacidades sobre la integración de la perspectiva de género, la prevención y la respuesta a la violencia basada en género en situaciones humanitarias y de emergencia en Dakar, Senegal. El taller fue concebido por la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres (ONU Mujeres), en asociación con el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

En una región sacudida por varias crisis naturales, políticas y de seguridad, donde la violencia sexual relacionada con el conflicto es recurrente, es esencial que la protección de las mujeres, las niñas, los hombres y los niños se sitúe en el centro de la respuesta humanitaria.

Prestar servicio como Voluntaria de las Naciones Unidas con ONU Mujeres me ha dado la oportunidad de participar en muchos aspectos del trabajo de la agencia en la región, como este importante evento. Este taller tuvo como objetivo capacitar a expertos nacionales e internacionales en género y violencia de género en su capacidad de respuesta, para implementar medidas urgentes que permitan un posicionamiento estratégico y operacional de la agenda de género y violencia de género en una respuesta humanitaria multisectorial y compleja.

Los coordinadores de género y violencia de género de las agencias de las Naciones Unidas y puntos focales en los países humanitarios y afectados por crisis, incluidos Malí, República Centroafricana, Camerún, Chad, Níger, Nigeria, Senegal y la República Democrática del Congo asistieron al taller. Los participantes discutieron cómo fortalecer la coordinación y la asistencia oportuna de las comunidades afectadas, incluidos los sobrevivientes de la violencia de género y la violencia sexual, en el caso de una crisis inducida por el hombre, un desastre natural o una crisis de salud como el Ébola.

La presencia y el apoyo de los actores nacionales de los países de África occidental y central en el taller resaltan el compromiso de los gobiernos para mejorar la protección de civiles y sobrevivientes de violencia de género y violencia sexual a nivel nacional.

Los participantes y facilitadores hicieron hincapié en la importancia de celebrar dicho taller en vista de los indicadores alarmantes en la región. Los debates y las mejores prácticas compartidas sobre desafíos, oportunidades y logros en materia de integración de género, prevención y respuesta a la violencia de género han llevado a la formulación de recomendaciones clave para el posicionamiento de estos temas delicados tanto a nivel estratégico como operativo.

Un resultado crucial de este taller es la creación de un grupo regional denominado «Red de expertos de Violencia de género de África occidental y central», compuesto por 26 expertos.  El grupo servirá como una red que permitirá a los expertos mantenerse en contacto, intercambiar y compartir herramientas, y fomentará la continuación de una colaboración interinstitucional entre asociados nacionales e internacionales. Pero, sobre todo, tiene como objetivo fortalecer las capacidades en materia de violencia de género en la región. Además, el grupo constituirá una lista de expertos para un despliegue rápido en la región.

Convertirse en Voluntario de las Naciones Unidas me permitió no solo desempeñar un papel en el lanzamiento de esta iniciativa y ser parte de ella; en esos momentos, también demostró que nuestro trabajo y nuestras contribuciones pueden ir más allá de nuestras acciones individuales.


Artículo traducido del inglés por la Voluntaria en línea ONU Ana Lainez.