Voluntariado para coordinar voluntarios

21 agosto 2012
Antes de llegar a Kazajstán yo había estado muy involucrado en el voluntariado de mi país, Finlandia. Trabajé para diversos proyectos de voluntariado en mi ciudad y, al mismo tiempo, adquirí una serie de habilidades muy útiles para promocionarlo. Una de las experiencias más enriquecedoras de mi período en Kazajstán ha sido la posibilidad de aplicar dichas habilidades.
El Voluntario de las Naciones Unidas, Toni Paju (izquierda) hablando acerca del esfuerzo de los voluntarios en las actividades de medioambiente, con el Gobernador (centro), líderes de organizaciones de la sociedad civil y jóvenes voluntarios. La foto se tomó en un invernadero con sistema de riego por goteo financiado por el PNUD. (Programa VNU, 2012).

Astana, Kazajstán: La única información que tenía de Kazajstán era de una película de humor y que era un país enorme. Esto era antes de aquella tarde en la que abrí mi correo y encontré una oferta para una asignación en el programa de Voluntarios de las Naciones Unidas (VNU) en el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) Kazajstán. Después, busqué rápidamente más información y es cuando descubrí que Kazajstán es el noveno país más grande del mundo, ubicado en Asia Central, que es un país con un nivel de ingresos medio-alto que va camino de convertirse en un donante de ayuda al desarrollo, y también que se enfrenta a los retos del desarrollo del mismo modo que lo hace la mayoría de países de renta media.

Vine a Kazajstán para trabajar como asesor voluntario en temas de pobreza y medioambiente. Mis tareas incluían aconsejar a la oficina del país cómo integrar de una forma más eficiente desarrollo y medioambiente en sus proyectos. El trabajo implicaba interactuar con mucha gente de la oficina, coordinar la cooperación entre las unidades y promocionar el voluntariado en Kazajstán.

Previamente, yo había estado muy involucrado en el voluntariado de mi ciudad natal en Finlandia. Trabajé para diversos proyectos de voluntariado y, al mismo tiempo, adquirí una serie de habilidades muy útiles para promocionarlo. Una de las experiencias más enriquecedoras de mi período en Kazajstán ha sido la posibilidad de aplicar dichas habilidades, ya que el potencial para coordinar voluntarios para el desarrollo en el país es enorme. Ha sido una experiencia altamente motivadora el conocer a un gran número de personas de todas las edades y de distinta procedencia, pero todos con la misma mirada entusiasta al hablar acerca de sus propios esfuerzos como voluntarios para avanzar el desarrollo en sus comunidades.  
 
Puedo afirmar que tanto la cultura como la gente de Asia Central son cálidas y acogedoras, quizás debido a la gran variedad de etnias distintas que conviven en Kazajstán. El caso es que me ha resultado extremadamente fácil mezclarme con ellos y entablar lazos de amistad significativos con la gente local.

Este período en Kazajstán me ha hecho ver el potencial del voluntariado para marcar la diferencia. Ahora, con la perspectiva del tiempo, puedo decir que a pesar de haber sido una tarea desafiante, he sido capaz de influir en el resultado y, durante el proceso, he crecido tanto profesional como personalmente. Conocí a numerosos  profesionales que me enseñaron mucho y a un montón de amigos con los que, por supuesto, seguiré en contacto.

___________________________________________________

Biografía: Toni Paju es un Voluntario finlandés de las Naciones Unidas internacional que colaboró como asesor sobre temas de pobreza y medioambiente en PNUD Kazajstán desde agosto de 2011 hasta agosto de 2012.