Voluntarias ayudan a determinar la condición de refugiados en la India

20 junio 2017
Andrea Marilyn Pragashini Immanuel, Gauri Talwar y Shreya Bose
Andrea Marilyn Pragashini Immanuel, Gauri Talwar y Shreya Bose son Voluntarias de la ONU nacionales que prestan servicio actualmente con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en Nueva Delhi, India. Estas tres mujeres son Asistentes de Determinación del Estatuto de los Refugiados y a través de sus asignaciones voluntarias marcan la diferencia en las vidas de las innumerables personas que entrevistan cada día.
India UNHCR
Voluntarias ONU nacionales prestan servicio con el ACNUR en la India para garantizar que se toman las medidas apropiadas para apoyar a los refugiados. (ACNUR, 2015)

Andrea Marilyn Pragashini Immanuel: “Los refugiados traen consigo su cultura, tradiciones, historia y un cargamento de experiencias. Luchan contra una inimaginable adversidad e incomprensible miseria y aun así encuentran fuerzas para sonreír. Me han enseñado a ser perseverante, a no darme nunca por vencida, a tener esperanza cuando todo se derrumba y a esforzarme al máximo. Me han enseñado a apreciar la vida, la paz y la prosperidad. Como Asistente de Determinación del Estatuto de los Refugiados, trabajo con afganos, somalíes, musulmanes de etnia rohingya, iraquíes, sirios, sudaneses, iraníes y otras nacionalidades que han solicitado protección internacional a la oficina del ACNUR de la India.”

Todos podemos convertirnos en refugiados; es la dura realidad que el mundo debe aceptar.

Gauri Talwar: “Determino la admisibilidad para la condición de refugiado mediante la realización de entrevistas a aquellos solicitantes de asilo que necesitan protección internacional y a la población vulnerable que huye de la persecución. Los entrevistados son de Afganistán, Burundi, Camerún, Iraq, Somalia, Siria y Myanmar. El verdadero impacto de mi trabajo con el ACNUR puede equipararse con un punto de inflexión clave en la vida de las personas: de una mera existencia marcada por el miedo a sufrir algún daño, a vivir una vida plena a salvo como refugiado. Estoy contenta de usar mis conocimientos para esta causa, de proteger la dignidad humana y los derechos humanos. Y especialmente en un momento en el que el mundo está permanentemente enfrentado con conflictos, guerras y violencia.”

Shreya Bose: “Todos podemos convertirnos en refugiados; es la dura realidad que el mundo debe aceptar. Cada vez que escucho a uno de los solicitantes de asilo hablar, estas palabras resuenan alto y claro. Esta experiencia de voluntariado con los refugiados me ha ayudado a adquirido la valentía necesaria para escuchar historias horribles y también a entender mejor la psique humana. Para mí, entrevistar a niños refugiados es la parte más difícil de mi asignación. Te abren los ojos a un mundo plagado de violencia y de guerra. Sin embargo, su encantadora inocencia te da esperanzas de que exista un futuro mejor. La empatía es una gran parte de mi asignación; nosotros, como voluntarios de la ONU, queremos que a través de nuestro trabajo los refugiados sepan que les apoyamos.”

El ACNUR en la India tiene un proceso de Determinación del Estatuto de los Refugiados que comienza con el registro de los solicitantes de asilo, tras lo cual se realizan entrevistas personales para determinar su elegibilidad. 


En 2016, 913 Voluntarios de la ONU sirvieron con el ACNUR, de los cuales 22 sirvieron en la India.


Artículo traducido del inglés por la Voluntaria en línea ONU Lucía González Pérez.

Objetivo de Desarrollo Sostenible: