Voluntarios tratan a sobrevivientes atrapados por inundaciones en Bangladesh

21 noviembre 2017
Día Internacional de los Voluntarios 2017
Uno de los 20 equipos voluntarios formados por un médico, una enfermera y dos civiles trabaja en Bangladesh para tratar a personas en comunidades remotas quienes han quedado aisladas debido a las inundaciones o daños a las carreteras. Los equipos esperan llegar a 30.000 sobrevivientes de las inundaciones en todo el país para tratar enfermedades causadas por agua contaminada.
Bangladesh Red Crescent Society (2017)
Voluntarios de la Sociedad de la Media Luna Roja de Bangladesh prestan servicio en los distritos afectados por las inundaciones, proporcionando alimentos, agua y artículos de socorro a los más vulnerables.
©

La voluntaria Sonali Rani Das trabaja como enfermera y ha sido miembro del equipo médico móvil desde el 2011. Actualmente, el equipo está viendo a 200 pacientes por día, todos los cuales presentan quejas sobre las catastróficas inundaciones que han afectado a Bangladesh recientemente.


Estamos viendo a muchas mujeres y niños. Ellos tienen problemas tales como infecciones en la piel, infecciones oculares, sarna, diarrea y asma. Incluso hemos visto mordeduras de serpiente. Cuando veo a los niños, tomo la presión sanguínea de la madre y le hago un chequeo completo también”, explica.


El equipo viaja por todos los medios posibles, desde taxis de tres ruedas hasta pequeños botes, a menudo cruzando puentes colgantes de bambú, y todo ello mientras cargan sacos de suministros médicos.


Sonali, quien también es profesora asistente de enfermería, se unió a la Media Luna Roja como voluntaria hace 30 años y ama esta parte de su trabajo.


Es muy satisfactorio. Estoy muy feliz por poder ayudar a la gente y cuidar a las personas con pocos recursos”.


El equipo continúa trabajando sin descanso hasta que ha visto a todas las personas. Luego empacan sus medicinas en un saco y suben de nuevo al bote, listos para hacerlo todo de nuevo al día siguiente.


Desde septiembre de 2017, se han reportado más de 13.000 casos de enfermedades, que incluyen diarrea e infecciones respiratorias, de piel y ojos.


Las inundaciones fueron las peores en Bangladesh en casi 40 años, acabando con la vida de 145 personas y afectando a 8,2 millones. Se han devastado alrededor de 600 hectáreas de tierras cultivadas y destruido o dañado 750.000 casas.


La Sociedad de la Media Luna Roja de Bangladesh tiene 1.200 voluntarios en el terreno ayudando en los cinco distritos más afectados, proporcionando alimentos, agua y artículos de socorro a los más vulnerables. Los equipos médicos móviles de la Media Luna Roja de Bangladesh esperan llegar a 30.000 sobrevivientes de las inundaciones en todo el país para tratar enfermedades causadas por aguas contaminadas.


Artículo traducido del inglés por el Voluntario en línea de la ONU Jorge Castillo Tabilo.



Este fragmento es parte de la campaña del Día Internacional de los Voluntarios 2017.