escolarización

Chuquisaca, Bolivia:  Son las seis de la mañana. Soñolienta subo a la vagoneta que me espera en la puerta de casa. Mis compañeros de trabajo ya se encuentran en la movilidad, listos para nuestro viaje de monitoreo. Pronto me dejo hipnotizar por el zumbido del motor, abandonándome a mis pensamientos. Entretanto, hasta logro dormir por intervalos, pues me he acostumbrado a las sacudidas a lo largo del camino de piedras sin las cuales una salida al campo no es salida al campo. Faltan unas siete horas para llegar al municipio que tenemos planeado visitar.

08 febrero 2011
Latin America and the Caribbean
Our stories

Chuquisaca, Bolivia:  Son las seis de la mañana. Soñolienta subo a la vagoneta que me espera en la puerta de casa. Mis compañeros de trabajo ya se encuentran en la movilidad, listos para nuestro viaje de monitoreo. Pronto me dejo hipnotizar por el zumbido del motor, abandonándome a mis pensamientos. Entretanto, hasta logro dormir por intervalos, pues me he acostumbrado a las sacudidas a lo largo del camino de piedras sin las cuales una salida al campo no es salida al campo. Faltan unas siete horas para llegar al municipio que tenemos planeado visitar.

08 febrero 2011
Latin America and the Caribbean
Our stories