Reducir la pobreza mediante una mejora del medio ambiente

Noticias

La generación de residuos sólidos  en los últimos diez años ha aumentado en un 40% en el Perú debido a las altas tasas de industrialización y urbanización, lo que ha producido un impacto negativo en el medio ambiente y la salud de la población. Voluntarios de las Naciones Unidas nacionales han fortalecido la capacidad de adaptación de la comunidad y reforzado a la sociedad civil a través de actividades dirigidas a cambiar la actitud y las prácticas relacionadas con la reducción y la gestión de los residuos.

Voluntarios ONU nacionales han recibido formación para realizar actividades dirigidas a cambiar la actitud y las prácticas relacionadas con la reducción y la gestión de los residuos. (Programa VNU, 2014)

La generación de residuos sólidos  en los últimos diez años ha aumentado en un 40% en el Perú debido a las altas tasas de industrialización y urbanización, lo que ha producido un impacto negativo en el medio ambiente y la salud de la población.

Existe un grupo de personas que se dedican a recuperar los residuos reciclables como una fuente de ingresos para sus familias, pero en condiciones inadecuadas que ponen en riesgo su salud. Esta es la razón por la cual la Municipalidad Provincial de Arequipa y el Ministerio del Ambiente del Perú, a través de la asistencia técnica del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el programa de Voluntarios de las Naciones Unidas (VNU) presentaron en marzo el Proyecto “Gestión Integral de residuos sólidos para el Desarrollo Sostenible e Inclusivo", dentro del marco de la Iniciativa Pobreza y Medio Ambiente promovida por el Ministerio del Ambiente del Perú.

El programa VNU reconoce que la pobreza es tanto causa como consecuencia de los problemas medioambientales, y ha dado su apoyo a la Iniciativa de Pobreza y Medio Ambiente, la cual tiene en cuenta a las mujeres en la gestión de los residuos y presta asistencia técnica a los gobiernos locales y a los recicladores informales.

Los Voluntarios de las Naciones Unidas nacionales que trabajan en este proyecto han fortalecido la capacidad de adaptación de la comunidad y reforzado a la sociedad civil a través de actividades dirigidas a cambiar la actitud y las prácticas relacionadas con la reducción y la gestión de los residuos.

El proyecto tiene como objetivo mejorar el bienestar de las recicladoras y los recicladores a través de una adecuada gestión de los residuos sólidos, poniendo énfasis en el empoderamiento de las mujeres recicladoras y generando un mercado de reciclaje más accesible para la población que vive en situación de pobreza. Otro objetivo es también crear una cultura de reciclaje  para la protección del medio ambiente en la ciudad.

La iniciativa contribuirá a la mejora de las condiciones de vida de 150 recicladores y promoverá el manejo adecuado de los residuos sólidos en 30.000 hogares de Arequipa, y entre 150 líderes y 350 voluntarios.