Sitios web regionales del programa VNU

El programa VNU trabaja en 150 países y territorios, desplegando Voluntarios de las Naciones Unidas para promover el desarrollo sostenible a nivel de base. Explore nuestro trabajo en las diferentes regiones del mundo.

vista
East and Southern Africa
África Oriental y Meridional
vista
West and Central Africa
África Occidental y Central
vista
Arab States
Estados Arabes
vista
Europe and the CIS
Europa y la CEI
vista
Latin America
América Latina y el Caribe
vista
Asia and the Pacific
Asia y el Pacifico
Sila Mohammed Kon, jefe de la comunidad Wulu Gedim, participa en una reunión para seleccionar facilitadores que ayuden a la comunidad a liderar su propio desarrollo y conseguir la seguridad alimentaria. (Programa VNU, 2016)
Sila Mohammed Kon, jefe de la comunidad Wulu Gedim, participa en una reunión para seleccionar facilitadores que ayuden a la comunidad a liderar su propio desarrollo y conseguir la seguridad alimentaria. (Programa VNU, 2016)

Respuesta del programa VNU a la crisis alimentaria

LA REALIDAD: CRISIS ALIMENTARIA EN SOMALIA, SUDÁN DEL SUR, YEMEN Y NIGERIA


La realidad de la hambruna creciente persiste entre algunos de los grupos de personas más vulnerables del planeta en el este de África y más allá. Habiendo sufrido ya los efectos de la guerra civil, la pobreza y el terrorismo, la necesidad creciente de ayuda humanitaria continúa aumentando en Somalia, Sudán del Sur, Yemen y el norte de Nigeria (artículo en inglés).


En alianza con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCAH) y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), el programa de Voluntarios de las Naciones Unidas (VNU) responde a su compromiso de reducir la carga de la hambruna y los problemas relacionados con ella mediante el despliegue de Voluntarios ONU altamente cualificados.


Las hambrunas se deben a una serie de causas, entre ellas las sequías, la pobreza, los conflictos y la falta de recursos para mantener la agricultura. Para las organizaciones humanitarias, uno de los principales retos es llegar a las comunidades rurales o a los migrantes que viajan a otros lugares en busca de estabilidad. Las hambrunas son aún más acuciantes para los grupos más vulnerables, entre los que están las mujeres embarazadas, los ancianos, los niños y los refugiados ̸desplazados internos.


NUESTRA RESPUESTA SOBRE EL TERRENO


El programa VNU está comprometido con asegurar que las personas tengan, en todas las partes del mundo, acceso regular a alimentos saludables y a una dieta nutritiva, acorde con el Objetivo de Desarrollo Sostenible 2 que pretende “Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible” para todos.


Con ese fin, Voluntarios ONU apoyan los esfuerzos de todo el sistema de la ONU para combatir la crisis. La Voluntaria de la ONU Aleksandra Risteska trabaja para OCAH en Somalia en la sección de comunicaciones sobre crisis (artículo en inglés). Tiene como objetivo concienciar al público de los esfuerzos de la ONU y facilitar información sobre dónde, cuándo y cómo las comunidades pueden obtener ayuda si se ven afectadas por la sequía. OCAH en Somalia ha ampliado su campaña de información pública sobre la respuesta a la sequía y Aleksandra y otras personas están hallando nuevas maneras de informar a la gente en zonas remotas.


El Voluntario de la ONU Solomon Bekele también contribuye a la lucha contra la hambruna, en este caso con la UNESCO en Sudán del Sur. Trabaja en un proyecto dirigido a comunidades que viven en una zona que sufre de conflictos recurrentes provocados por la inseguridad alimentaria, el desempleo juvenil y el hurto de ganado. Otro obstáculo que deben afrontar estas comunidades es la falta de acceso a la educación, y estos elementos se combinan entre ellos y con la amenaza de la hambruna en la región para hacer de la seguridad alimentaria una preocupación apremiante.


En el nordeste de Nigeria (artículo en inglés) se está apelando a todas las agencias de la ONU a intensificar sus esfuerzos y continuar su apoyo, muy necesario, a las comunidades afectadas por los conflictos y la inseguridad alimentaria. Como señaló Geoff Prewitt, jefe de nuestra sección de programación del desarrollo, en su reciente misión al país, “como colectivo deberíamos evitar tener que mirar atrás y decirnos a nosotros mismos: podríamos haber hecho más; deberíamos haber hecho más”.


En tiempos de crisis, nunca se debería subestimar el valioso papel de los voluntarios. El programa VNU está listo para desplegar en Nigeria personal muy necesario para complementar los recursos de las agencias de la ONU que ya existen en el país, y nuestras alianzas con más de 30 agencias de la ONU nos permiten movilizar a Voluntarios de la ONU rápida y eficientemente en un amplio abanico de campos, que incluyen la salud, el saneamiento, la agricultura, la logística, la protección de la infancia, la gestión de suministros y muchos otros.


ALIANZAS PARA UNA RESPUESTA EFICIENTE



Los Voluntarios de la ONU están dispuestos y son capaces de trabajar en proyectos y misiones de la ONU en todas las situaciones de desarrollo y paz, incluidos algunos de los contextos más difíciles y localizaciones más remotas. A menudo trabajan en comunidades locales para aprovechar las sinergias y asegurar que las soluciones expertas resultantes se sustentan en los conocimientos de las personas del lugar.


Además, los Voluntarios ONU suponen un recurso flexible y económico para asegurar magnitud, impacto y sostenibilidad en las intervenciones humanitarias, incluidas situaciones de crisis y post-crisis. En un ejemplo histórico, el programa VNU se asoció con el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) para asegurar la distribución de alimentos en comunidades afectadas por el Ébola en el año 2014 (artículo en inglés).


Voluntarios ONU pueden prestar sus servicios en varias áreas técnicas como la agricultura, la pesca, la silvicultura o los recursos naturales, así como en logística, transporte y distribución de alimentos; y un número de Voluntarios ONU asignados actualmente a la FAO están trabajando en campos que van desde la restauración del suelo hasta la nutrición y la participación de los jóvenes, entre otros. Además, el 16 de junio de 2017, hemos firmado un nuevo Memorando de Entendimiento con la FAO con el fin de que las oportunidades para unirse a la lucha contra el hambre y la pobreza rural sean más accesibles para la gente joven, así como para los expertos que quieran contribuir con su tiempo y conocimientos.


Otra modalidad que puede facilitar apoyo estratégico a las entidades de la ONU es el Voluntariado en línea, un servicio del programa VNU que está creciendo rápidamente. El programa VNU facilitó en los últimos años la movilización de 1.355 voluntarios en línea que participaron en proyectos de apoyo al ODS2, incluidos la edición y la traducción de materiales de comunicación para el PMA en Darfur o la investigación sobre los procedimientos necesarios para establecer empresas agropecuarias para diversas ONG en Zambia. 



Este artículo se ha actualizado el día 10 de julio de 2017.


Artículo traducido del inglés por la Voluntaria en línea ONU Esperanza Escalona Reyes.