Apoyar la entrega de asistencia alimentaria en situaciones de emergencia

29 noviembre 2017
Día Internacional de los Voluntarios 2017
En su carácter de Voluntario de las Naciones Unidas internacional, Benjamin Scholz (Alemania) se desempeñó como Oficial de Supervisión y Evaluación para el Programa Mundial de Alimentos (PMA), en la Oficina Regional de Panamá. Fue enviado con frecuencia a países afectados por desastres, sobre todo Haití, para apoyar la entrega de asistencia alimentaria en situaciones de emergencia resultantes de desastres naturales, tales como terremotos y huracanes.
Benjamin Scholz (Alemania) prestó servicio como Voluntario ONU internacional Oficial de Supervisión y Evaluación para el Programa Mundial de Alimentos en Panamá entre julio de 2016 y septiembre de 2017.
©

La Oficina Regional de Panamá del Programa Mundial de Alimentos supervisa operaciones en 11 países de América Latina y el Caribe. Una de las tareas de Benjamin fue asegurar la protección de las poblaciones afectadas por emergencias en estos países.

Por medio de mi trabajo, procuré garantizar que los recursos proporcionados por el PMA fueran distribuidos de manera equitativa, utilizados de manera eficiente y que no agitaran o alimentaran los conflictos existentes en las comunidades locales”, explica Benjamin.

Benjamin estuvo a cargo de la implementación de mecanismos de quejas y reclamaciones para los miembros de las comunidades, fomentando así la transparencia, el sentido de pertenencia y la confianza entre sus miembros. Estos mecanismos permitieron a las personas afectadas manifestar cuestiones e inquietudes relacionadas con la protección, tales como la violencia durante la distribución de alimentos o incidentes de Abuso y Explotación Sexual (SEA, por sus siglas en inglés), que pudieron ser planteadas con rapidez y abordadas adecuadamente.

Benjamin Scholz (Germany) served as international UN Volunteer Monitoring and Evaluation (M&E) Officer with the World Food Programme in Panama between July 2016 and October 2017.

Uno de mis logros más importantes fue el establecimiento, durante varias misiones de campo en Haití, de una línea directa de asistencia telefónica gratuita para las comunidades afectadas, en colaboración con otras agencias de la ONU y ONG sobre el terreno”, explica Benjamin. “Esto fue parte de la respuesta del PMA ante la emergencia del huracán Matthew, que azotó Haití en octubre de 2016. Hasta el día de hoy, la línea directa ha recibido más de 1.000 llamadas telefónicas de miembros de la comunidad".

Benjamin también dirigió ejercicios de recopilación de datos sobre el terreno, manejando plataformas de gestión del conocimiento y la información, y compilando boletines en línea trimestrales para generar evidencia sobre las mejores prácticas.

Proporcionó a las oficinas de los países orientación estratégica, asistencia técnica y supervisión relacionada con la selección de objetivos, la recogida y el análisis de datos, la planificación presupuestaria y la presentación de informes.

Por ejemplo, me aseguré de que los indicadores de desempeño relativos a la cantidad de alimentos entregados y a las personas alcanzadas fueran informados adecuadamente por las Oficinas de cada país y para cada proyecto”, dice.

“Creo que mi trabajo ha contribuido a una mayor rendición de cuentas por parte del PMA hacia sus beneficiarios y donantes, al precisar mejor los logros y el impacto, como así también a una planificación más eficaz y flexible y a una mayor transparencia y confianza en el PMA”, concluye. 

Artículo traducido del inglés por la Voluntaria en línea ONU Cristina Vignolo Córica.


Este artículo es parte de la campaña del Día Internacional de los Voluntarios 2017.

Objetivo de Desarrollo Sostenible: