Empoderar a través de la alfabetización

31 mayo 2011
Como voluntario universitario del programa VNU, he colaborado con los técnicos educativos del Gobierno Provincial de Bolívar en el desarrollo y puesta en práctica de la novedosa metodología de Alfabetización “Marca Bolívar”, basada en la asociación de la imagen y la letra correspondiente, teniendo en cuenta el contexto socio-cultural de los propios participantes.
Víctor Ferrón (derecha), durante el acto de graduación del Programa de Alfabetización “Marca Bolívar”. (Programa VNU)

Provincia Bolívar, Ecuador: Como voluntario universitario del programa VNU, he colaborado con los técnicos educativos del Gobierno Provincial de Bolívar en el desarrollo y puesta en práctica de la novedosa metodología de Alfabetización “Marca Bolívar”, basada en la asociación de la imagen y la letra correspondiente, teniendo en cuenta el contexto socio-cultural de los propios participantes.

El programa de Alfabetización, de cinco meses de duración, ha trabajado con 23 comunidades pertenecientes a los cantones de Guaranda, Echeandía y Chillanes de la provincia Bolívar, en la región central de los Andes ecuatorianos. La mayoría de nuestros participantes pertenecen a comunidades indígenas andinas kichwas y mestizas de los sectores más humildes de la provincia.

Nuestros participantes son personas adultas mayores de 15 años que en su infancia o adolescencia no tuvieron la posibilidad de aprender a leer y escribir.

La graduación de los participantes es un acto conmemorativo en donde se entrega un diploma de suficiencia en lecto-escritura a los participantes que han logrado superar el curso con éxito. Es la conclusión, el resultado final de un trabajo en equipo, tanto por su facilitadores (profesores) como por los promotores y el coordinador del programa.

La educación es un camino para el desarrollo personal y profesional. Que nuestros participantes puedan leer y escribir al menos su nombre y apellidos es un éxito, ya que este aprendizaje les será de mucha utilidad en los trámites administrativos de su vida diaria, como por ejemplo al rellenar una papeleta en el banco o firmar algún documento.

En ocasiones pensamos que son logros pequeños, acciones cotidianas de poca importancia. Pero para una persona que diariamente tiene dificultades para tomar un bus y leer el letrero que indica su lugar de destino, el hecho de  poder leer dicho letrero sin tener que preguntar a nadie es un logro personal de enorme importancia. Esas ‘pequeñas’ dificultades diarias en las que se ven inmersos nuestros participantes, hacen que en ocasiones disminuya su autoestima.

El cambio de competencias de los gobiernos locales en relación a la educación ha impedido la continuidad del programa, por lo que en la actualidad se está intentando trasladar todo este valioso conocimiento y metodología de Alfabetización a las instituciones locales, para que se le dé continuidad y no se pierda, realizando un aporte significativo  a la reducción del analfabetismo en Ecuador, un desafío educativo pendiente en la sociedad actual.