La juventud de Malí prepara el camino hacia la paz

A medida que Malí avanza hacia la paz y el desarrollo, sus jóvenes son empoderados más que nunca para convertirse en agentes de cambio. Como el 60 por ciento de la población tiene menos de 25 años, la juventud es fundamental para la sostenibilidad democrática del país. A través del proyecto "PARC Jeunesse Mali", el programa de Voluntarios de las Naciones Unidas (VNU) ha identificado una forma inédita de desarrollar jóvenes líderes en todo el territorio.
PARC Jeunesse Mali UNV
Mariama Traoré (izquierda), Voluntaria de la ONU nacional, facilita un taller sobre prevención y mediación de conflictos para el proyecto "PARC Jeunesse Mali" en Ségou, Malí. (Programa VNU, 2017)

El camino de Malí hacia la paz y la reconciliación se ha visto amenazado por el golpe militar de 2012, unas fronteras inseguras y la proliferación de armas pequeñas contrabandeadas o robadas de arsenales mal vigilados. Sin embargo, nada de ello hizo que la población abandonara la opción por la democracia. Actualmente el país vive un periodo de transición hacia el restablecimiento del orden constitucional y la gobernanza democrática dentro del que las elecciones presidenciales y parlamentarias celebradas en 2013 han representado un hito.

La juventud, titular de la paz para la sostenibilidad

El proyecto "PARC Jeunesse Mali" fue diseñado para implicar a los jóvenes malienses y no para imponerles actividades o planes preconcebidos. Apoya a la juventud y promueve el liderazgo juvenil a través de la participación cívica inclusiva. Empodera a los jóvenes para que conciencien a sus pares y los alienta a convertirse en socios del proyecto más que en meros beneficiarios, canalizando la participación a través de instituciones gubernamentales y públicas. En virtud de este enfoque, los jóvenes tienen un impacto directo en el proyecto, ya que participan en la toma de decisiones, deben mantenerse constantemente informados y son invitados a expresar sus puntos de vista acerca de los temas que los afectan. Como la inclusión es una prioridad estratégica, comparten sus ideas sobre las actividades planeadas para el proyecto, un aspecto muy importante para la sostenibilidad y el impacto del mismo. 

En la hora en la que sus perspectivas parecen cerrarse, Malí necesita del apoyo de todas las clases sociales y especialmente de los jóvenes, porque son el pilar del desarrollo. El proyecto "PARC Jeunesse" llega exactamente en el momento oportuno para apoyar al gobierno maliense y para ayudar a construir capacidad de inclusión en el proceso de creación de la paz.

Mariama Yedié Traoré, Voluntaria de la ONU nacional

Por el momento el proyecto "PARC Jeunesse Mali" está funcionando en tres regiones, Mopti, Gao y Ségou, a las que próximamente se sumarán Bamako y Kayes. El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) aporta apoyo financiero y asesoramiento técnico. Al cabo de dos años la titularidad pasará a los participantes, es decir, a jóvenes de Malí.

El impacto de "PARC Jeunesse Mali"

Hasta la fecha más de 800 jóvenes malienses se han beneficiado de forma directa con el proyecto PARC Jeunesse Mali. En la región de Ségou las actividades consistieron en un taller de capacitación sobre prevención y mediación de conflictos. En Mopti, a un taller equivalente se sumaron actividades de sensibilización sobre ciudadanía, cohesión social y derechos humanos, mientras que en Gao PARC Jeunesse Mali terminó de rehabilitar y amueblar la Casa de la Juventud e impartió un curso de formación sobre gestión de proyectos.

Desde su lanzamiento, el proyecto "PARC Jeunesse Mali" ha movilizado a numerosos Voluntarios ONU y a equivalentes locales para que empoderaran a los jóvenes participantes y los alentaran a convertirse en ciudadanos responsables y activos en el desarrollo del país. Estos Voluntarios ONU nacionales e internacionales han aportado sus conocimientos y su experiencia en derechos humanos, gestión de proyectos, monitoreo y evaluación, o simplemente han ayudado al equipo del proyecto a coordinar actividades y misiones en el terreno. En el nivel nacional, el proyecto "PARC Jeunesse Mali" trabaja en estrecho contacto con instituciones oficiales y agencias de la ONU en todo el país.

Mientras "PARC Jeunesse Mali" siga abriendo espacios seguros para los jóvenes, sobrevivirá la esperanza de que la juventud resista a la llamada de los grupos radicales y no se desvíe hacia el extremismo y la violencia. El proyecto coloca a los jóvenes en el centro del desarrollo y de las discusiones de paz y los empodera para luchar por un futuro más justo y sostenible. Al convertirse en agentes de cambio y concienciar a sus pares para que abracen la belleza de la reconciliación, los jóvenes líderes de Malí están construyendo el camino de la paz.