El programa VNU respaldó la cocinilla de bajo consumo expuesta en la cumbre sobre cambio climático

Noticias

Una sencilla cocinilla creada como parte del programa de Adaptación Basada en las Comunidades (CBA, por sus siglas en inglés) respaldado por el programa VNU en Namibia, se encuentra actualmente en el punto de mira en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático que se está llevando a cabo en Durban, Sudáfrica. La EzyStove es una cocinilla ecológica, fácil de usar y que consume poco combustible, diseñada para los hogares en áreas rurales pobres que dependen del uso de hogueras de leña o papel para la calefacción y para cocinar.

Una sencilla cocinilla creada como parte del programa de Adaptación Basada en las Comunidades (CBA, por sus siglas en inglés) respaldado por el programa VNU en Namibia, se encuentra actualmente en el punto de mira en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático que se está llevando a cabo en Durban, Sudáfrica. La EzyStove es una cocinilla ecológica, fácil de usar y que consume poco combustible, diseñada para los hogares en áreas rurales pobres que dependen del uso de hogueras de leña o papel para la calefacción y para cocinar.
Esta cocinilla de fácil montaje consiste en  una cámara de fuego empotrada en un marco de metal. Puesto que la cámara concentra el calor del fuego, se reduce el consumo de madera hasta dos tercios a la hora de calentar comida o líquidos.
Así, un kilo y medio de madera puede producir la misma cantidad de calor que 6 kg de madera en una hoguera. Las pruebas también demostraron que dicha cocinilla puede hervir dos litros de agua en 11 minutos, mientras que se tarda hasta 30 minutos si se hace en una hoguera.
Su diseño también produce entre un 60 y un 80 por ciento menos de emisiones y una fracción del humo de leña, lo que permite que pueda utilizarse  en espacios cerrados.
En Namibia, la tala de árboles para obtener combustible está ocasionando una alarmante deforestación y una grave desertificación. Si se extiende el uso de esta nueva cocinilla, se reducirán significativamente la deforestación y los gases de efecto invernadero. 
La EzyStove, diseñada originariamente por estudiantes universitarios en Finlandia, llegó a Namibia gracias a Creative Entrepreneurs Solutions (CES), la ONG que está llevando a cabo el programa de CBA en Namibia. Un grupo de mujeres locales probaron y ajustaron el diseño de la cocinilla contando con el respaldo de CES y la empresa sueca Ergonomidesign para incorporar sus ideas al producto una vez mejorado.
El programa de CBA en Namibia promueve grupos de autoayuda para aumentar la capacidad de resistencia a los efectos del cambio climático en las diferentes comunidades. Existen programas de CBA en otros nueve países piloto. El programa de CBA es una iniciativa global del PNUD de cinco años que cuenta con la ayuda del Programa de Pequeñas Donaciones (PPD) del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) y que se encuentra financiado en gran medida por el FMAM así como por otros donantes, tales como los Gobiernos de Japón y Suiza, y AusAID.
En siete de los nueve países con programas de CBA, el programa VNU trabaja en asociación con el PNUD para mejorar la movilización de las comunidades, facilitar las contribuciones de los voluntarios y garantizar la participación e inclusión en el proyecto, así como promover el desarrollo de las capacidades de las ONG asociadas y de las organizaciones de base comunitaria.
El programa de CBA en Namibia lucha por crear un medio propicio que permita y aliente a los grupos de autoayuda de hombres y mujeres a crear y generar iniciativas comunitarias colaborativas con base en el voluntariado que abarquen diferentes sectores de la comunidad. Todos los miembros comparten las mismas experiencias en cuanto a retos socioeconómicos ante la pobreza y el mismo objetivo común de adaptarse al cambio climático y reducirlo.
La cocinilla viene directa de fábrica como paneles planos de metal, algunas varillas de acero curvado y unos remaches. Se puede montar fácilmente en un pequeño taller local sin necesidad de utilizar herramientas avanzadas.
CES ha donado 150 EzyStoves ya montadas en su taller de Odangwa a comunidades en diferentes zonas de Namibia para que el producto llegue a conocerse y haga que las comunidades se comprometan a producir dicha cocinilla de manera independiente. Su coste de producción es de 150 dólares Namibios (NAD)(<20USD) pero se venderá al precio subvencionado de 30NAD(<4USD) para ofrecer así una alternativa asequible incluso para las familias más pobres.
La empresa fabricante local que se dedica a producir la cocinilla creará nuevos puestos de trabajo y fomentará más proyectos emprendedores.
El Gobierno de Namibia presenta esta cocinilla como una de las medidas para reducir el  cambio climático.
Para leer más acerca de los esfuerzos de CES para introducir esta cocinilla de bajo consumo en Namibia, consulte los periódicos New Era  y Nambian.



Story translated from English by UN Online Volunteer Sonia Torregrosa.