Cierre de MINURCAT en Chad

Noticias
29 abril 2011
Abeche, Chad

El 30 de abril de 2011 concluye la fase de liquidación de MINURCAT, que se inició en enero de 2011, y se disuelve el equipo de personal nacional e internacional, que incluye a 50 Voluntarios de las Naciones Unidas.

UN personnel and friends at MINURCAT celebrate IVD in Chad. (UNV, 2010)

El 31 de diciembre de 2010, de acuerdo con la resolución 1923 (2010) del Consejo de Seguridad y a petición del Gobierno de Chad, la Misión de las Naciones Unidas en la República Centroafricana y el Chad (MINURCAT) concluyó su mandato.

El 30 de abril de 2011 concluye la fase de liquidación de MINURCAT, que se inició en enero de 2011, y se disuelve el equipo de personal nacional e internacional, que incluye a 50 Voluntarios de las Naciones Unidas.

El Consejo de Seguridad estableció MINURCAT a través de su resolución 1778 (2007) del 25 de septiembre de 2007 con el objetivo de ayudar a proteger a los civiles, promover los derechos humanos, el estado de derecho y la paz en la región. Expertos en distintas áreas técnicas y administrativas se movilizaron para poner en marcha oficinas de terreno en el país.

En enero de 2008, el primer Voluntario de las Naciones Unidas se unió al equipo de MINURCAT y, para finales de ese año, 98 Voluntarios de las Naciones Unidas prestaban sus servicios en las dos oficinas de terreno de la Misión, una en N’Djamena y otra en Abeche. Con desafíos como la seguridad, la conformación del equipo y la necesidad de lograr una mayor concienciación sobre el voluntariado, los voluntarios trabajaban a menudo junto a otros Voluntarios de la ONU que prestaban servicio en Chad con otras agencias de las Naciones Unidas.

En 2009 se amplió la presencia del programa de Voluntarios de las Naciones Unidas (VNU) en Chad.  En diciembre de dicho año, 186 Voluntarios de las Naciones Unidas fueron asignados a MINURCAT para contribuir a la paz y al desarrollo en N’Djamena y Abeche, así como en toda la región del este de Chad, destinados en lugares remotos como Goz Beida, Farchana, Koukou, Iriba y Guereda, o hasta Birao en la República Centroafricana. La unidad de terreno del programa VNU debía reclutar y movilizar a Voluntarios de la ONU de forma rápida y en destinos remotos, lo que suponía un desafío en cuanto a seguridad y logística.

En el año 2010 MINURCAT finalizó su mandato y pasó a la consolidación de sus logros. El personal de las Naciones Unidas intensificó sus esfuerzos para cumplir con sus obligaciones en plazos muy cortos y en condiciones de trabajo complicadas.  

En diciembre de 2010, en su informe ante el Consejo de Seguridad, el Secretario General dijo que “MINURCAT ha sido una misión de paz de las Naciones Unidas única y fuera de lo común, ya que estaba enteramente dedicada a la protección de civiles, sin tener un mandato explícitamente político. Ha pasado de la fase de planificación a la de movilización y finalmente a la de retirada en un corto periodo de menos de cuatro años, afrontando adversidades en todas ellas.”

Durante la misión, los distintos lugares de destino experimentaron diversos niveles de seguridad. El este de Chad mantuvo el nivel 4 de "Operación de emergencia", mientras que N'Djamena pasó por su periodo más difícil en 2008. Durante ese año, su nivel de seguridad pasó del nivel 3 de "Reubicación" al nivel 5 de "Evacuación" cuando la ciudad fue atacada. La contribución de los Voluntarios de las Naciones Unidas en áreas técnicas, administrativas y sustantivas fue determinante para el desarrollo continuo y exitoso de las operaciones de la misión, a pesar de las duras condiciones.

Durante el mandato de la misión, los Voluntarios de las Naciones Unidas en Chad tuvieron un impacto tanto dentro como fuera de MINURCAT: ofrecieron talleres de desarrollo de capacidades a ONG locales y realizaron campañas de salud pública en N’Djamena; rehabilitaron escuelas en Abeche e Iriba; organizaron campañas medioambientales; y celebraron el Día Internacional de los Voluntarios. Además, el programa VNU y la empresa Airtel se asociaron en el marco de la estrategia de responsabilidad social corporativa de Airtel y del mandato del programa VNU de promover el voluntariado.

El Gobierno de Chad asume la responsabilidad en la protección de los civiles de su territorio.

En octubre de 2010, un equipo de la sede del programa VNU en Alemania se reunió de forma individual con cada uno de los 148 Voluntarios de las Naciones Unidas que prestaban servicio con MINURCAT, así como con voluntarios locales interesados, para recibir su retroalimentación sobre su experiencia con MINURCAT y para registrar su interés en prestar servicios como Voluntarios de las Naciones Unidas en el futuro.

En Chad se encuentra una de las operaciones humanitarias más grandes de las Naciones Unidas. A pesar de que los Voluntarios de las Naciones Unidas de MINURCAT se marchan ahora del país, otros más de 70 Voluntarios de las Naciones Unidas seguirán trabajando en Chad. Ellos seguirán prestando servicio al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), al Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), al Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), al Programa Mundial de Alimentos (PMA) y al Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria. Todos ellos seguirán apoyando al pueblo y al Gobierno de Chad con los desafíos restantes en materia de recuperación, desarrollo y asistencia humanitaria.

German Robles Osuna (México) prestó servicio como Oficial de Proyectos y Promoción con MINURCAT desde el 1 de mayo de 2010 hasta el 31 de marzo de 2011.